Otros Columnistas
Coyuntura

Adaptación o declive, nuevos vientos de la industria aérea

Vuelos puntuales, tiquetes a precios justos, operación responsable y un buen servicio, son la base de la transformación de este negocio.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
agosto 05 de 2019
2019-08-05 10:07 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Como bien sabemos, los estilos de vida de las personas han cambiado sustancialmente en los últimos años, generando nuevas necesidades y diferentes tipos de consumidores que modifican el mercado en todas las industrias y hacen que surjan distintos modelos de negocio.

Aumentar la oferta de servicios y satisfacer los gustos de esa nueva ola de consumidores y viajeros abre las puertas a nuevas compañías, otras se transforman y algunas van quedando en el olvido.

El transporte aéreo global no es ajeno a esta situación y hoy en día la tendencia que está marcando la pauta es, más allá del bajo costo, que los viajeros puedan pagar por lo que necesitan o valoran.

Existen diferentes tipos de aerolíneas a nivel global con variados modelos de negocio que les permiten a los usuarios tener distintas experiencias de viaje. Por un lado, están las aerolíneas legacy o tradicionales, las cuales incluyen todos los servicios en el tiquete aéreo y usualmente tienen costos más elevados.

Por otro lado, están las legacy que involucran variables de bajo costo o también conocidas como compañías hibridas y son empresas que, teniendo estándares de aerolíneas tradicionales, ofrecen cada servicio por separado a elección del pasajero.

Por último, están las aerolíneas de bajo costo, que presentan una estructura más reducida en costos y también ofrecen cada servicio de manera independiente.
El surgimiento de modelos de negocio innovadores, permiten la dinamización del mercado y reducen los costos de los tiquetes aéreos, abriéndoles espacio a los nuevos tipos de viajeros, y transformando sustancialmente la manera de viajar.

Sin embargo, estas acciones que le dan versatilidad al mercado, también traen consigo innumerable cantidad de retos, como la optimización de costos operativos en el proceso de vuelo para poder brindar un precio competitivo, y dentro de esto, romper el paradigma que tiene el consumidor, el cual considera que le están cobrando por todo y no que está pagando por lo que necesita.

Esta transformación promueve la competencia y crea más opciones y beneficios para los pasajeros en general. Colombia innegablemente es un país donde viajar por aire siempre será la primera opción en distancias largas; pues una geografía llena de cordilleras y montañas, pero con pocos túneles y muchas curvas, hacen de cada trayecto un viaje tan largo como sorprendente.

De acuerdo con el índice de conectividad de carreteras desarrollado por el Foro Económico Mundial, Colombia ocupa el puesto 97 entre 140 países. Esto, junto con las deficiencias de las carreteras, los tiempos de desarrollo de las obras y los altos costos del combustible, hace que, algunas veces sea más económico viajar en avión que en carro, lo cual incrementa sustancialmente la demanda de pasajes aéreos.

Con el cambio del mercado aéreo en el país, y el desarrollo de las nuevas estrategias de negocio por parte de algunas aerolíneas, hoy en día se pueden encontrar tiquetes a partir de $49.000 pesos por trayecto, un precio que hace 10 años era impensable y que, sin duda alguna, estimula la compra, haciendo crecer la demanda y obligando a aumentar la oferta.

Sin duda alguna esta tendencia es global, pues compañías de gran importancia como American Airlines, la aerolínea más grande del mundo.

LATAM Airlines aerolínea número uno de Latinoamérica entre otras, adaptaron su modelo de negocio, a través de una estructura más eficiente, transfiriéndole estas eficiencias al pasajero en el tiquete con servicios y precios diferenciados, lo cual además de generar un beneficio para el pasajero, constituye un gran avance para la industria, pues promueve la competencia y estándares más exigentes entre las compañías aéreas.

Finalmente, con mucho camino por delante, tanto por parte de las aerolíneas como del pasajero, es importante enfocarse en que el mercado y el consumidor hoy en día se comportan de una manera completamente diferente y que es deber de la industria brindarles las mejores opciones para cubrir la demanda que ha venido incrementando en los últimos años.

Vuelos puntuales, tiquetes a precios justos, operación responsable, mayor cantidad de frecuencias y un buen servicio, son la base de la transformación de este negocio, donde la empresa que no se adapte, seguramente sufrirá un declive.

Santiago Álvarez
Gerente general de Latam Colombia

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes