Otros Columnistas
Columnista

Aplicaciones financieras, la nueva era de la bancarización

Esta es una tendencia que se fortaleció con la aparición de modelos como el 'open banking'.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 18 de 2019
2019-12-18 03:30 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hoy las aplicaciones financieras encabezan la lista de las apps predilectas de los usuarios debido a las diversas facilidades que brindan. ¿A qué se debe este fenómeno? En general, este tipo de herramientas ofrecen tres funcionalidades clave muy bien valoradas por el consumidor actual: movilidad, ahorro de tiempo y conexión en tiempo real.

De acuerdo con App Annie, compañía líder de datos del mercado móvil, las descargas globales de estas plataformas llegaron a 3.400 millones en 2018, lo que representó un crecimiento del 75% desde el 2016.

Bajo este contexto, el desarrollo de las plataformas digitales en el sector financiero crecerá a tal punto que las oficinas físicas deberán repensar sus estrategias y generar soluciones basadas en la nube que hagan del usuario el centro del negocio.Esta es una tendencia que se fortaleció con la aparición de modelos como el open banking, donde las entidades bancarias comparten, con autorización del usuario, información con otros proveedores del sector para ofrecer experiencias hiper-personalizadas. Pero ¿por qué usarlas?:

• Facilidad y seguridad a un clic de distancia: algunas plataformas permiten digitalizar productos financieros como tarjetas de crédito o débito; lo que hoy se conoce como billeteras móviles. Esta solución, aparte de reducir el uso del efectivo, los tiempos y costos de cualquier operación financiera, disminuye la posibilidad de enfrentarnos a fraudes electrónicos, ya que utiliza un mecanismo denominado soft token que genera un PIN o código de uso único para cada movimiento. Además, facilita almacenar toda la información en la nube o en el dispositivo móvil, lo que proporciona un escenario más amigable con el tiempo, la comodidad y seguridad del usuario.

• Alternativas para los usuarios no bancarizados:
el incremento de los niveles de inclusión financiera también es un factor positivo del uso de la banca móvil. Según FELABAN, este indicador ha crecido 37% en promedio al año gracias a la implementación de estas soluciones. Y no es para menos, el desarrollo de algunas estrategias como los modelos de financiamiento P2P (peer-to-peer) conocidos como ‘uberización de la banca’, permiten que cualquier usuario, bancarizado o no, solicite o realice un préstamo a través de estas plataformas. Esto debido a que no tienen que pertenecer a una entidad bancaria para que el usuario pueda descargarlas y hacer uso de ellas.

• Innovación constante enfocada en el consumidor: de acuerdo con Red Hat, multinacional de software de código abierto, las compañías del sector bancario lideran la lista de las empresas que buscan nuevos productos y servicios digitales para incursionar en el mercado a futuro. De hecho, 82% de estas entidades esperan aumentar su colaboración comercial con algunas fintech en los próximos 3 o 5 años, según la firma de consultoría PricewaterhouseCoopers. Esto indica que serán cada vez más las soluciones que encontremos a través de nuestros dispositivos móviles para realizar trámites financieros.

Es evidente que estamos ante un panorama donde la evolución de las aplicaciones bancarias no solo seguirá mejorando el ecosistema digital en pro de las necesidades de los usuarios, sino que también ofrecerá nuevas soluciones para las más de 210 millones de personas no bancarizadas en América Latina y el Caribe que reportó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a finales de 2018. Por esto, es clave que la industria de servicios financieros esté preparada para una nueva era del negocio donde la tecnología y el usuario estén en el centro de sus estrategias.


Marcelo Fondacaro, COO de VeriTran

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes