close
close
Otros Columnistas
columnista

Avances de la telemedicina en Colombia

Es necesario que cada vez más personas cuenten con un servicio de Internet económico y con equipos
que les permitan ser atendidos de forma virtual.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
octubre 21 de 2021
2021-10-21 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de conocer las cifras que presentó el Ministerio de Salud sobre al número de atenciones médicas que desde el inicio de la pandemia se han realizado en Colombia a través de tecnologías de la información y las comunicaciones.

Según la cartera, a corte del 30 de junio del 2021, se generaron más de 151 millones de consultas, de las cuales, el 79% correspondieron a acciones para tratar patologías no covid-19.

Esta es, sin duda, una de las noticias positivas que ha dejado la pandemia para el sector salud, puesto que hemos dado un salto cualitativo en el uso de herramientas y canales tecnológicos para garantizar la prestación de servicios médicos virtuales entre pacientes y profesionales.

Es decir, la Telemedicina se consolidó en el país. Sin embargo, existen oportunidades de mejora en la implementación de este mecanismo para que se fortalezca alrededor de la ruta del paciente (orientación, consulta, toma de muestras y exámenes, diagnóstico, prescripción médica, monitoreo y acceso a medicamentos), desde una orilla en la que calidad, universalidad y asequibilidad sigan siendo principios imprescindibles para prestar servicios en salud.

Por lo tanto, si bien hemos avanzado en el marco normativo para reglamentar la Telemedicina, el cual ha sido muy oportuno para responder a la pandemia, aún es necesario que se desarrollen guías con procesos más simples y estructurados que aporten a la implementación equitativa de este mecanismo, más allá de la coyuntura actual, en todos los escenarios posibles en los que juega un rol importante.

Adicionalmente, debemos contribuir como actores del sector, a generar oportunidades en la ejecución de la normatividad existente para que sean más específicos los elementos que debe tener un sistema telemédico en cada una de las etapas de atención en salud, y debemos aportar a que se adecue la Telemedicina a la diversidad de los pacientes para que se diseñen protocolos o tecnologías específicas a sus necesidades patológicas.

Por otra parte, se debe avanzar en la reglamentación de la telefarmacia para desarrollar lineamientos claros sobre la forma en la que pacientes pueden acceder a un tratamiento a través de plataformas digitales seguras, vigiladas y adaptadas a la realidad que vivimos, así como sobre los términos para la dispensación de productos desde droguerías.

Finalmente, es clave que se reduzcan las brechas de conectividad que enfrentan muchos pacientes colombianos, principalmente, aquellos que viven en zonas apartadas del país, para acceder a plataformas tecnológicas.

Aunque no debe confundirse la conectividad con la capacidad instalada para prestar servicios telemédicos, ya que estos van más allá de una videollamada, sí es necesario que cada vez más personas cuenten con un servicio de Internet económico y con equipos electrónicos que les permitan ser atendidos de forma virtual por profesionales y especialistas en salud.

Ana Dolores Román
CEO de Pfizer para Colombia y Venezuela.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes