Otros Columnistas
análisis

Biden vs Trump: retrocediendo del borde del abismo

En lo económico Trump combina una posición proteccionista en lo comercial con una neoliberal en materia de regulación. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
noviembre 02 de 2020
2020-11-02 06:41 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Lo que tiene lugar en USA tiene la trascendencia histórica de las grandes definitorias batallas de la 2ª guerra mundial, Stalingrado y Midway, en las cuales el fascismo fue derrotado por las democracias liberales.

Estas enfrentaron el violento ataque de los poderes de eje defendiendo la democracia para el bien de la humanidad entera. La democracia está sufriendo un ataque que, aunque menos destructivamente violento, no es menos peligroso para ella, el que proviene de la extrema derecha populista/fascista. Una gama de grupos de extrema derecha están adelantando una tarea sistemática de erosión de las instituciones democráticas, el GOP y el CD ejemplos paradigmáticos: destruyen la distinción/autonomía de poderes que las caracteriza, politizando los procesos judiciales y manipulando los legislativos en forma destructiva del estado de derecho. La afinidad ideológica se traduce en mutuas intervenciones en los asuntos internos del otro país (que ha llegado al exabrupto de injerencia en procesos judiciales en Colombia), y una relación de patrón a peón que le hace las labores con Venezuela, Cuba y el BID. Los gobiernos de Trump y Duque comparten, además del honor de ser los peores en la historia de los dos países y una ideología y psicología autoritarias, varias características del populismo de derecha/fascismos (Portafolio 21/9/20). La erosión de las respectivas democracias ha operado en una variedad de formas que caracterizan al uribismo y al trumpismo como tales, salvo que el anacronismo antiliberal de este no es el patriarcal/caudillista/terrateniente de Uribe sino su nacionalismo extremo.

Además de esta erosión de la democracia tres desastres que Trump continuaría generando se destacan:

1. Medio Ambiente. La total inconsciencia del predicamento que enfrenta la humanidad de dinámica imparable del calentamiento global y el deterioro ambiental, como resultado de la falla de coordinación (de mercado, gubernamental institucional) más grave de la historia, se traduce en el retiro del acuerdo de Paris legitimando otros climate deniers y emisores de carbono (Brasil e India). Sabotea la construcción de mecanismos globales como los acuerdos de Tokio/Paris. torpedeando la lucha contra el calentamiento global al emascular la institucionalidad que pudiera detener la miope e insensata dinámica que llevara al mundo al abismo de la hecatombe climática/ecológica.

Miopía e ignorancia en una regresión (de lo avanzado por Obama en materia regulatoria, tanto a nivel doméstico como global) a estadios superados de la carbon economy (continuado apoyo a sus MN), priorizándola en contra de las energías verdes, con lo que priva a la economía de sus enormes posibilidades en materia de innovación y de empleo. Una agravación de la catástrofe climática por el principal consumidor/productor de combustibles fósiles con el desmonte de regulaciones que moderaban su impacto, retrasando la mayor economía del mundo (su más voraz consumidor/depredador de recursos naturales) en la transición a la Green economy/energy

2. Estabilidad económica y política y su institucionalidad. El enfoque de unilateralismo/excepcionalísimo, refleja la incapacidad de cooperar, de acceder al concepto de bien común (las partes están mejor si cooperan que si confrontan), lo que le imposibilita entender, en lo económico, la importancia de la integración y los acuerdos económicos que la facilitan; y en lo político, la institucionalidad global y los acuerdos internacionales.

En lo económico Trump combina una posición proteccionista en lo comercial con una neoliberal en materia de regulación (como lo exige la combinación de marginados y elite de privilegiados que lo apoya). No entiende que el déficit con China, Alemania y Japón es por falta de competitividad y no se resuelve regresando las regiones afectadas por la desindustrialización a un estadio superado e insostenible. Trump increíblemente expresa y explota simultáneamente, por una parte, el bandazo antiglobalización del populismo de derecha, por el contraste entre la marginalización de los beneficios de la globalización y la concentración de estos en la elite de los sectores financiero, energético y tecnológico; y por otra, esa concentración, pues su base es una peculiar alianza de esos marginalizados con estos privilegiados que se vienen beneficiando excluyentemente del experimento anti-regulación que se adelantó en USA desde los 80. El trumpismo es una radicalización del neoliberalismo: la agenda neoliberal de Trump incluye derrumbe de la regulación de protección al más débil en salud, lo financiero, lo ambiental y en lo informático. En lo financiero, revirtió la regulación adoptada por Obama para limitar las maniobras abusivas/especulativas de los financistas y su capacidad de socializar sus pérdidas en ellas. Rentabiliza para las aseguradoras la prestación de los servicios de salud y al reversar Obamacare niega el acceso a ellos a los más pobres. Un proceso de mercantilización/marginalización que se extenderá a la www (contra su neutralidad instaurada por Obama) a la cual tendremos acceso residual frente a las grandes corporaciones (brecha digital ampliada: el gobierno no podrá regular la provisión de internet de alta velocidad como un servicio público).

En lo geopolítico, reversa las avances de Obama con Irán (y Cuba), perturbando el equilibrio Irán vs Israel/SArabia y agudizando el conflicto sunita-chiita=SArabia-Iran en el MO, acusando a Irán de ser el principal promotor del terrorismo islámico (cuando este es casi mayoritariamente sunita, del cual su aliado SArabia es la fuente). Enterró toda posibilidad de estabilizar al MO uniéndose a Netanyahu en sepultar la solución de los dos estados: reconoce a Jerusalén como capital del estado de Israel y propone un supuesto acuerdo de paz (deal of the century solo para Netanyahu) que destruye toda posibilidad de ella (legitimando, como lo intentan en Colombia Lafaurie-Cabal, el despojo criminal de tierras); como también al acuerdo con Irán apoyando a SArabia en su extremismo (incluso en la bellacada del sitio a Yemen en donde están matando centenares de miles de personas de hambre, cólera y difteria). Continuó irresponsablemente la fatal intervención en Irak asesinando a su comandante militar y debilitó a la única fuerza democrática de la región (los kurdos) entregándoselos a sus históricos opresores (los turcos) al retirarse de Siria entregándosela a Asad+Rusia. Un manejo insensato que se extiende del MO a las relaciones con China y Corea, confrontando a extremos innecesarios a la primera y caotizándo el manejo del problema de la segunda.

3. Pandemias. El impacto de las insensateces de Trump, en un mundo que estará cada vez más expuesto a estas, no se limita a los 10’ enfermos y un cuarto de muertos causados por una incompetencia demencial, sino que alcanza dimensiones globales: no solo destruyó la oficina creada por Obama para monitorear brotes infecciosos por el mundo, sino que también torpedeó a la OMS.

Un caos en todas las esferas, causado por un narcisista omnipotente que pudiera hacerle un daño ingente a la humanidad.

Ricardo Chica
Investigador Desarrollo Económico

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes