Otros Columnistas
columnista

CEM: pensando la microempresa

El CEM promete elevar los niveles de comprensión de los desafíos y oportunidades que el país tienen con relación a la actividad microempresarial. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 05 de 2019
2019-09-05 09:21 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Según la ONU y el Consejo Internacional para la Pequeña Empresa, esta actividad representa el 90% del tejido empresarial a nivel mundial, el 50% del PIB global, y es responsable del 60% al 70% del empleo; pero cerca del 74% se encuentra en distintos niveles de informalidad. Para Colombia, representa el 92,8% del tejido y para Antioquia el 89%. Cifras que señalan la significancia absoluta de la actividad microempresarial en la generación de riqueza y empleo y, por consecuencia, en la creación de oportunidades y fomento a la equidad; pero también, nos señalan el desafío de su visibilización, su consolidación y su permanencia.

El pasado 22 de agosto, Interactuar, Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, Comfama y Proantioquia, inauguraron el Centro de Estudios de la Microempresa -CEM. Un arreglo interinstitucional que a través de estudios y analítica promete elevar los niveles de conocimiento y comprensión de los desafíos y oportunidades que la región y el país tienen con relación a la actividad microempresarial tanto formal como informal, con el propósito de afinar las políticas, programas y proyectos públicos y privados encaminados a consolidar y desarrollar la microempresa.

En Antioquia cerca del 51% de las microempresas constituidas desaparecen en los primeros cinco años de existencia y se estima que, a nivel nacional, a partir de la no tenencia de registro público mercantil, el 76,33% se encuentran en la informalidad.

El Centro de Estudios de la Microempresa -CEM ha trazado cuatro líneas investigativas, a saber: 1) Informalidad laboral y empresarial, 2) formalidad en condiciones vulnerables, 3) crecimiento y desarrollo microempresarial y 4) cierre de empresas. Respecto a esta última línea, el Centro ya ha ejecutado un piloto (con fuentes del registro Público Mercantil CCMA, 2018) durante 2019, como intento de acercamiento a la dinámica microempresarial departamental. Algunos resultados señalan que los mayores determinantes del cierre temprano de microempresas se relacionan estrechamente con cinco condiciones: buena parte de las microempresas nacen en el afán de las familias de proveerse un ingreso y pocas veces de la identificación de oportunidades comerciales para mercados o segmentos específicos; los niveles de planeación económica y financiera son deficientes; en muchas ocasiones existe desconocimiento de la actividad empresarial específica y dificultades para saber cómo competir y lograr cautivar a los clientes.

Los estudios construidos hasta ahora por el Centro de Estudios de la Microempresa -CEM (consultables en www.proantioquia.org.co) y los que están por venir, son orientadores de cómo afianzar los esfuerzos regionales y nacionales sobre las microempresas, en tanto inducen a una reflexión acerca de cómo repensar el concepto de formalidad y los mecanismos previstos para lograrlo, nos retan a construir modelos de financiación más acordes a las realidades microempresariales y, sin lugar a dudas, las historias de tenacidad, perseverancia y dedicación que iremos encontrando, resaltarán la importancia de revalorizar el papel fundamental de los emprendedores y microempresarios que merecen el mayor reconocimiento social y la mayor atención estatal e institucional en nuestro país y en el mundo.

Azucena Restrepo
Presidenta Ejecutiva Proantioquia


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado