Otros Columnistas
columnista

Cifras reales detrás de las pensiones privadas

La ‘verdad revelada’ es que el ahorro pensional que hoy administran las AFP arroja buenas rentabilidades. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
junio 06 de 2019
2019-06-06 09:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Lo que la columna la ‘Verdad revelada’ no reveló. La ‘verdad revelada’ de Francisco Barnier González sobre la rentabilidad de los fondos de pensiones, contrario a su voluntad, confirma la excelente gestión de las AFP, con rendimientos reales como componente fundamental dentro del ahorro pensional de los trabajadores.

En su columna, Barnier usa el Ibbotsson® SBBI® para mostrar el retorno nominal anual de invertir un dólar en varios tipos de activos y la inflación entre 1926 y 2017. Son evidentes las diferencias de largo plazo entre las mejores rentabilidades nominales de las acciones y aquellas de los bonos del gobierno. Coincidimos en que la mirada de largo plazo es clave para analizar los resultados del ahorro pensional, pero resulta inadecuada la asociación que hace entre rentabilidades nominales de los bonos y cálculos de un rendimiento real de 4% de los fondos de pensiones. Al contrario, las rentabilidades reales de los fondos desde su creación han sido el doble, con un retorno de 8% anual (calculada por valor de unidad), una de las más altas de la región en un periodo comparable (FIAP). Además, las rentabilidades nominales en los últimos 25 años superan el 16%, muy diferentes de lo que indica el Ibbotsson® SBBI® sobre las rentabilidades de los treasuries.

Si un afiliado tenía $1 millón en diciembre de 1994, y nunca más volvió a cotizar a su fondo de pensiones, al revisar su saldo en abril de 2019, tendría $36,6 millones, bajo las reglas del portafolio moderado. Pero de haber invertido ese millón en 1994 en un CDT, a tasa de referencia DTF, tendría solo $11,9 millones. Y con la inflación anual, su saldo sería $5,6 millones. Detrás de los $36,6 millones hay una inversión importante en renta variable, con algunas fluctuaciones de corto plazo, fundamentales para lograr estas buenas rentabilidades en el largo plazo. Otra forma de verlo es a través de las devoluciones a quienes no alcanzaron los requisitos de pensión. En el Régimen de Prima Media se devuelven los aportes ajustados solo a inflación, mientras que en un fondo privado se reconocen inflación y rendimientos reales. Así, en 2018 la devolución promedio del RPM fue de $4,8 millones; y de $35 millones en los fondos, monto que se explica por los buenos rendimientos reales de las inversiones en un portafolio diversificado.

Llama la atención que el autor critique el puntaje de Colombia en el ‘Melbourne Mercer Global Pension Index’, en su componente de sustentabilidad, al afirmar que el bajo resultado se debe a la gestión de los fondos privados. Un análisis serio de este índice y sus componentes muestra que, precisamente, el ahorro pensional como porcentaje del PIB es uno de los principales criterios para evaluar la sostenibilidad de los sistemas pensionales, pues es el mejor indicador de la capacidad de la economía para cumplir con los pagos pensionales futuros. Este ahorro equivale al 30% para Colombia, y en buena parte pertenece a los 16 millones de afiliados a los fondos, lo que lo ubica por encima (no por debajo) de varios países de América Latina y Europa. En tal caso, son precisamente los fondos y la gestión de las AFP lo que permite que este indicador no tenga una peor calificación para el país, dado que los fondos del régimen público prácticamente son inexistentes.

Así, la ‘verdad revelada’ es que el ahorro pensional que hoy administran las AFP arroja buenas rentabilidades, incluso muy por encima de otros instrumentos financieros y de portafolios de pensiones en el mundo, lo que sin duda ha contribuido a la sostenibilidad del sistema pensional.

Jorge Llano Salamanca
Vicepresidente Técnico de Asofondos

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado