Otros Columnistas
columnista

Colombia debe superar rezago en normatividad

La propuesta que presentó el actual gobierno representa una oportunidad de oro para que el sector TIC en Colombia avance en la dirección correcta. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 12 de 2018
2018-12-12 08:19 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La normatividad que rige al sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones en Colombia tiene un rezago que, según los cálculos más optimistas, supera los diez años de retraso.

El primer proyecto de ley que buscó modernizar al ramo, bajo supuestos institucionales y tecnológicos diferentes a los de hoy, fue rechazado por el Congreso en el siglo pasado. Desde entonces, existe un consenso entre los diferentes actores de la industria sobre la necesidad de modernizar la institucionalidad TIC y audiovisual para generar espacios de competencia e inversión.

La nueva propuesta que presentó el actual gobierno, que tiene en cuenta los enormes retos que trae consigo el ecosistema digital y que beneficiaría a todos los actores del sector, especialmente a los usuarios y a la televisión pública, representa una oportunidad de oro para que Colombia avance en la dirección correcta.

Mientras que en otros países este es uno de los sectores más dinámicos de la economía, en Colombia presenta un decrecimiento continuo en relación con el PIB, que suma cerca de dos años consecutivos. Hoy, es necesario un sector que beneficie a todos los actores del sistema y fomente la inversión, productividad, conectividad y calidad en el servicio.

Desde Asotic apoyamos el proyecto de ley impulsado por la ministra Sylvia Constaín, al considerarlo una medida acertada para promover el sector TIC y a la economía naranja, no solo porque da relevancia a la creación de un regulador único, sino porque establece un paquete de medidas necesarias para aumentar la certidumbre jurídica, la inversión en el sector y la conectividad en todos los estratos socioeconómicos, en especial los más vulnerables. Temas clave en la agenda presente y futura del ramo.

El regulador único, por ejemplo, tal y como ha sido discutido públicamente, permitiría una visión holística del mercado, fortaleciendo la regulación inteligente y disminuyendo las asimetrías provocadas por los diferentes enfoques que utilizan los reguladores actuales de televisión y telecomunicaciones.

Así mismo, la creación de un fondo único de los servicios TIC y audiovisual permitiría focalizar las inversiones para cerrar la brecha digital y eliminaría las inequidades presentes en el sistema actual de contribuciones.

También es importante destacar que el fondo único permitiría garantizar los recursos que financian la televisión pública en el país, así como la modernización de las redes sobre la cuales se ofrece el servicio, beneficiando la generación y divulgación de contenidos de calidad y de gran interés para los colombianos.

La ampliación del periodo de uso del espectro hasta 30 años, por su parte, permitiría fomentar la llegada de redes 5G en el país y aumentar las inversiones en el sector, gracias a la certidumbre jurídica que se ofrecería a las compañías nacionales y extranjeras.

Finalmente, se establecería por ley la obligación de realizar análisis de impacto normativo. Esta medida no es menor, pues es una herramienta para controlar la emisión desmedida de regulación, la cual afecta la competitividad de las compañías y representa costos importantes para la economía del país.

En síntesis, son enormes las bondades que traería la aprobación de este proyecto en el Congreso. Esperamos, como gremio, que el debate surta su trámite y en los próximos meses se formalice como ley de la República, con el fin de mejorar las condiciones regulatorias para el sector e incentivar condiciones favorables para la inversión y competitividad en el país.

Gale Mallol
Presidente Asotic

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado