Otros Columnistas
Análisis

¿Cuáles serán las nuevas Pymes en Colombia?

Desde diciembre se tendrá en cuenta el criterio exclusivo de ventas brutas, o ingresos por actividades ordinarias.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 04 de 2019
2019-12-04 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Entró en vigencia el decreto 957 de junio de 2019, que redefine la clasificación de las empresas en Colombia con base en el criterio exclusivo de las ventas brutas, ¿Pero, son las ventas el factor decisivo para una adecuada clasificación y lograr el crecimiento sostenible de las empresas?

Con la entrada en vigencia del decreto 957, el gobierno nacional define los nuevos criterios de clasificación de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.

Los criterios usados hasta la fecha, eran las condiciones definidas en la Ley 590/2000, modificada por la Ley 1450/2011 y la Ley 905/2004, que las clasifica según el número de empleados y el valor de los activos, sin importar el tipo de sector donde se clasifique.

A partir de diciembre, se tendrá en cuenta el criterio exclusivo de ventas brutas, o ingresos por actividades ordinarias anuales definidas en Unidades de Valor Tributario, UVT y dependiendo del sector económico donde se clasifique la empresa: manufacturero, de comercio o de servicios. Lo anterior alineado con lo previsto en el artículo 2° de la Ley 590 de 2000, modificado por el artículo 43 de la Ley 1450 de 2011.

Para el sector de comercio por ejemplo, Microempresa será aquella cuyos ingresos por actividades ordinarias anuales sean inferiores o iguales a 44.769 UVT (hasta $1.530 millones). Pequeña Empresa. Aquella cuyos ingresos por actividades ordinarias anuales sean superiores a 44.769 UVT e inferiores o iguales a 431.196 UVT (hasta $14.780 millones).

Mediana Empresa. Aquella cuyos ingresos por actividades ordinarias anuales sean superiores a 431.196 UVT e inferiores o iguales a 2’160.692 UVT (hasta $74.050 millones). De manera similar, se han definido rangos de ventas diferentes para el sector manufacturero y de servicios.

Este nuevo modelo de clasificación de las empresas en Colombia por volumen de ventas se ajusta a la metodología que desde hace años viene aplicando la banca colombiana para segmentar a sus clientes empresariales. Asimismo, es usado por los otros países que conforman la Alianza del Pacífico como son México, Chile y Perú.

México aplica el concepto con un criterio de clasificación más amplio al usar además de las ventas, el tipo de sector y el número de empleados; Chile por su parte, lo hace por ventas y también por número de empleados y Perú usa las ventas como criterio de clasificación como lo hará Colombia desde esta semana.

La clasificación de las pymes en el mundo y en América Latina, han estado enmarcadas en el número de trabajadores, el nivel de ventas y el valor de los activos, siendo la más utilizada la clasificación por el número de empleados. Esta variable quizás sea la más funcional, pero no representa exactamente el nivel de competitividad de una organización.

En Colombia el tema de clasificación empresarial se ha plasmado desde 1970 en los diferentes planes de desarrollo a través del DNP, además de diferentes propuestas presentadas por Asobancaria y Ministerio de Comercio, entre otros.

En 1988 estos tres tamaños empresariales fueron agrupados bajo un mismo conjunto: Mipymes. Además, que la regulación sobre la clasificación empresarial en Colombia tenía como objetivo favorecer el acceso al sistema financiero de las empresas de menor tamaño y en forma más reciente para determinar qué tipo de empresas pueden beneficiarse de los programas públicos de desarrollo empresarial.

Es por esto, que se hace importante hacer una reflexión sobre la nueva clasificación de las empresas en Colombia y en muchos países de América latina que han definido su clasificación con base en las ventas y cuya primera normalización data desde el año 2000 en México. ¿Es el volumen de ventas de una empresa la que determina el desarrollo empresarial del país?, ¿son las empresas que más venden las que garantizan rentabilidad y perdurabilidad?

De acuerdo con Kumar et.al. (1999) “existen tres enfoques en la teoría económica que explican el tamaño de las empresas. El primer enfoque señala que el tamaño está determinado por la eficiencia técnica (enfoque tecnológico).

En el segundo enfoque el tamaño de la empresa está determinado por la eficiencia de los costos de transacción (enfoque organizacional). El tercer enfoque dice que el tamaño de la empresa depende del marco regulatorio (ambiente de negocios) y del acceso a recursos financieros”.

Estos tres enfoques que explican el tamaño de las empresas en la teoría económica, deducen que el tamaño empresarial entendido como el volumen de producción es determinado de forma endógena dentro de la empresa por el nivel de tecnología tanto física como organizacional y de manera exógena por el marco regulatorio (ambiente de los negocios) y por el acceso a recursos financieros.

En mi opinión, las ventas es una de las variables que ayudan a aumentar el tamaño de las empresas, pero éstas no garantizan eficiencia, ganancias, flujos de caja, crecimiento de las inversiones, crecimiento del valor de mercado de la empresa. La clasificación por número de empleados es una alternativa, pero como comentamos no garantiza la competitividad porque depende en gran medida el tipo de empleado, ¿es operativo o es estratégico?

Una opción valida para el crecimiento estable de las empresas es con una adecuada clasificación de las empresas que necesariamente debe estar enmarcada en un análisis interno con variables como el número de empleados estratégicos contratados y el nivel tecnológico, que garanticen la eficiencia interna. Lo anterior debe influir en mayor rentabilidad, flujos de caja y crecimiento del valor de la empresa en el mercado. Y por otra parte, un apoyo de política pública que permita el mayor acceso a recursos financieros.

Oscar A. Guerrero Franco
Director General
DEMCO - Desarrollo empresarial Co.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes