Otros Columnistas
Análisis

Cuarta revolución industrial y la revolución verde

El networking, la innovación y la flexibilidad son los ejes de estrategia de la nueva economía.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
agosto 07 de 2019
2019-08-07 05:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La “tormenta de creación destructiva” (Schumpeter) desatada por la 4RI le plantea a líderes de instituciones/organizaciones publico/privadas unas exigencias estratégicas sin cuya implementación arriesgan no solo dejar inexplotadas posibilidades extraordinarias en ganancias en productividad y competitividad, sino caer en el marginamiento de las redes dinámicas que están liderando la nueva economía.

El networking, la innovación y la flexibilidad son los ejes de esta estrategia, la cual requiere un salto cualitativo en la agilidad de respuesta de los agentes. Internet of things (IoT, incluido el industrial IIoT), IA y data analytics (DA), se combinan (junto con social media, movilidad, computación en la nube) en un networking y manejo y flujo de información para inaugurar una nueva era en la historia de la humanidad, la de la red y la información que ella permite acopiar y analizar (data mining/analysis).

A continuación consideraré como desarrollos como el modelo de negocio plataforma, y las sinergias con la RI verde, manifiestan, y amplían esas posibilidades.

Todo (literalmente todo: ganado, plantaciones, medios de transporte, procesos productivos o de prestación de servicios, pacientes…) estará conectado, generando y manejando información que va a estar siendo constantemente acopiada y analizada.

Una capacidad de acopiar y analizar masas inconcebiblemente grandes de información, gracias al crecimiento exponencial de la capacidad de los computadores y de las herramientas matemáticas y estadísticas (algoritmos) para su análisis, lo que afecta creciente y contundentemente toda la actividad económica y social (muy positivamente salud y educación).

Gracias a la IA elementos de esta red desempeñan actividades de conocimiento y toma racional (resultado de procesos de optimización) de decisiones, y otras tradicionalmente atribuidas a los humanos. La combinación de IoT/IA/DA abre a las organizaciones la posibilidad de responder en tiempo real (a la necesidad y la demanda instantáneamente) y transformar sus modelos de negocio de vender un producto a proporcionar un servicio gestionado.

La infraestructura de IoT y los algoritmos de Big DA aumentan la productividad y reducen drásticamente el costo marginal, los mercados de productos convirtiéndose en redes de servicios en las que la reducción de costos al compartir se combina con tráfico creciente a costos marginales nulos para rentabilizar la inversión, como sucede en el caso de las plataformas. En este modelo colaboran propietarios/patrocinadores (control/gobernancia) con intermediarios en línea (matchmakers) que realizan la interface entre productores y consumidores; y en casos, desarrolladores.

La importancia del modelo es destacada por esta lista. Comunicaciones: Whatsup, Skype; Social: Facebook, LinkedIn; Media/contenido: twitter, youtube. Desarrollo: open: Linux; controlado: Windows; tiendas de aplicaciones (google play, Apple); Servicios y Activos compartidos (Uber, Rappid, Easy taxi, Airbnb); productos (Amazon, ebay, Alibaba); transacciones (Visa, Paypal). Superrendimientos crecientes, que surgen por la interacción/interdependencia entre los de oferta (costo marginal nulo) y demanda (efectos red: más usuarios incrementan el valor, mayor valor atrae más usuarios, etc.), explican su crecimiento exponencial y la concentración que justifica regulación.

La combinación IoT, IA y DA potencia la RI verde presentando nuevas oportunidades para innovaciones como desarrollar procesos industriales limpios menos intensivos en energía y recursos naturales escasos con materiales sostenibles; así como para de-carbonizar la producción de energía, facilitando monitoreo/control de producción/distribución de energía verde (fuentes renovables), contribuyendo a que sus costos desciendan rápidamente.

Aunque, como ni mercados ni reguladores toman adecuadamente en consideración costos sociales en una medida capaz de afectar la relación de precios, esta relación sigue siendo desfavorable.

Otro caso en que los reguladores no compensan la miopía del mercado subsidiando suficientemente la actividad con más alto beneficio/costo social (renovables) e imponiendo impuestos a aquella con el más bajo (emisores de carbono).

Eventualmente emergerá una convergencia de tres tecnologías fundamentales: un internet de comunicaciones 5 G ultrarrápidas, un internet de energía renovable y un internet de movilidad con electricidad sin conductor, todo conectado al IoT.

Este facilita ya: el monitoreo/control en actividades que reemplazan la economía adicta al carbón, voraz en recursos a gran escala y depredadora del medio ambiente (como la agropecuaria intensiva en productos químicos dañinos de la salud y el medio ambiente, y depredadora de bosques carbon-binders y aguas); el desarrollar métodos de producción limpia (prácticas de fabricación que mitigan el impacto en el cambio climático y el uso de recursos naturales y energía); el monitoreo de carbón binding (en vegetación, ecosistemas marinos, materiales); la construcción ecológica (materiales y métodos); la electrificación y monitoreo del transporte; y el monitoreo del uso y descarte de plásticos… todo lo que en combinación con la 4aRI contribuirá a conciliar crecimiento con sostenibilidad, satisfaciendo nuestras necesidades sin agotar los recursos naturales a futuras generaciones.

Ricardo Chica
Consultor en desarrollo económico

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado