close
close
Otros Columnistas

Día sin carro: a pensar cómo nos movemos

Aprovechemos los días sin carro para utilizar todas las diferentes opciones de movilidad.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
octubre 03 de 2022
2022-10-03 09:22 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hoy en Bogotá circulan casi 2,5 millones de vehículos, de los cuales solo 7% corresponde a vehículos de transporte público. Esto significa, de acuerdo con el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’, que actualmente hay en la capital un vehículo a motor por cada 3 habitantes; y que mientras el crecimiento promedio del parque automotor privado en Colombia año a año se sitúa en 8,4%, el del servicio público apenas alcanza 2%.

Esta realidad exige una reflexión, más cuando el mundo está apuntando hacia un modelo de movilidad sostenible que implica el desestímulo al uso del transporte privado. Y es que es imposible negar la importancia que tiene el automóvil en nuestra sociedad y en todas las discusiones que se han suscitado al interior de los gobiernos, las asociaciones civiles, ambientalistas y urbanistas que tratan de redefinir su papel en la sociedad.

Lo cierto es que este tema merece una revisión y una solución de fondo que sea sostenible, inclusiva y asequible, especialmente en un contexto en el que las emisiones que genera el sector transporte han aumentado en un 79% desde 1990 (representando actualmente 1/6 de la huella de carbono global y el 27% de las emisiones de CO2 a la atmósfera a nivel global), según el Instituto de Recursos Mundiales.

Una de esas tantas soluciones que se impulsó a nivel mundial y que llegó a América Latina desde el 2000 es el ‘Día Mundial Sin Carro’. La iniciativa tiene como objetivo reducir las emisiones de carbono que generan los millones de autos que circulan diariamente por las calles, pero también incentivar y concientizar a los habitantes de las ciudades sobre la importancia de usar alternativas de movilidad eficientes y sostenibles como bicicletas, patines eléctricos, o el ridesharing a través del uso de la tecnología, además del transporte público.

Precisamente el ridesharing ha permitido que existan cada vez con más opciones que promueven este modelo y que muchas veces resultan más económicas que contar un automóvil propio. De acuerdo con el Foro Internacional del Transporte, se estima que el ridesharing puede representar una alternativa de ocupación que podría satisfacer las necesidades de movilidad de toda una población con máximo el 35% de la flota vehicular actual.

Estaríamos hablando de una Bogotá con menos de 900 mil vehículos. Lo cierto es que la tecnología hoy juega un papel fundamental para convertir una problemática en una oportunidad que tenga un impacto social, económico y ambiental. Esto, en términos prácticos significa reducir el número de automóviles en las calles con opciones para todo tipo de necesidades y preferencias.

Aprovechemos los días sin carro para utilizar todas las diferentes opciones de movilidad. Utilicemos el transporte público, busquemos la manera de contribuir con un viaje compartido, montemos bici. Utilicemos la tecnología que tenemos al alcance para contribuir con el medio ambiente y una movilidad más eficiente y sostenible.

Ángela Mendoza
Gerente general de Uber en Colombia.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes