Otros Columnistas
columnista

Pacto por Colombia, pacto por la equidad

El Pacto por Colombia propone repotenciar las actuales zonas francas, pero no explica cuál es la estrategia.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
febrero 04 de 2019
2019-02-04 08:31 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La meta del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 es aumentar las exportaciones anuales no minero energéticas y de servicios de 22.6 billones a 26.1 billones de dólares.

Es acertada la prioridad de trabajar en el tema de facilitación del comercio (nacionalización, controles aduaneros y fitosanitarios en frontera, etc.). A juzgar por la clasificación del Doing Business del Banco Mundial, en facilitación del comercio estamos muy mal: puesto 133.

Sin embargo, el Pacto por Colombia no ofrece soluciones a los elevados costos de transporte hacia y desde los puertos. Además, mientras que 141 países han ratificado el Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC de 2013, Colombia aún no lo ha hecho. El aprovechamiento de los TLC ha sido el mantra de los ministros de comercio desde la administración Santos II. En efecto, los TLC no han movido la aguja de las exportaciones como se esperaba de ellos. La razón es que la oferta exportable estaba exenta de aranceles con EE. UU., la Unión Europea y otros países desarrollados. Los TLC lo que hicieron fue abrirles a ellos nuestros mercados a cambio de consagrar en un tratado internacional la apertura ya efectuada a gran parte de nuestra oferta exportable.

El Pacto por Colombia contempla “la identificación de bienes y servicios con alto potencial exportador”. Ese trabajo hace rato se hizo. En dos oportunidades el ministerio de comercio montó una oficina con profesionales de alto nivel que viajaban por todo el país con los TLC bajo el brazo haciendo dicha identificación. Procolombia, con sus ruedas de negocios, sabe hacer el trabajo de juntar la oferta exportable del país con los compradores extranjeros.

Los TLC abrieron el mercado (entre comillas) a los productos agrícolas no cubiertos por las antiguas gabelas arancelarias que nos concedían los países desarrollados. Pero dicha apertura no ha sido efectiva, pues el atraso de Colombia en materia de controles fitosanitarios es enorme. Por ejemplo, no podemos vender arequipe, yogurt, o helados en la Unión Europea, porque son productos derivados de la leche, y ésta no cumple con los requisitos sanitarios europeos.

Para solucionar el atraso fitosanitario, el Pacto por Colombia prevé el fortalecimiento del ICA y el Invima, el diseño de un plan de diplomacia comercial (el problema está en Colombia, no en Washington ni Bruselas), y el fortalecimiento “técnico-científico de los equipos negociadores, para obtener mejores condiciones comerciales”.

El Pacto por Colombia propone repotenciar las zonas francas, pero no explica cómo. La reciente Ley de Financiamiento prevé la realización de una auditoría para evaluar los beneficios tributarios de las zonas francas, “para determinar su continuación, modificación y/o eliminación” (sin comentarios).

La inversión extranjera es potenciadora de importaciones y exportaciones. Al respecto, el Pacto por Colombia anuncia un paquete de incentivos tributarios y no tributarios para atraer megaproyectos. La Ley de Financiamiento ya les concedió las gabelas tributarias. La meta del Pacto para el cuatrienio es que llegue al país un megaproyecto (sería un buen entregable).

Se ofrece también un sistema de información que enlace proveedores nacionales con compradores nacionales e inversionistas extranjeros, de manera que sirva de vitrina de los productos colombianos para hacer negocios en línea. Es una iniciativa escrita en poesía que ojalá se pueda ejecutar en buena prosa.

Diego Prieto Uribe
Experto en comercio exterior

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado