Otros Columnistas
Columnista

Discurso electoral

Las empresas que van a sobrevivir re- quieren, más que solo maximizar utilidades, ser parte de una sociedad más equitativa e inclusiva.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 17 de 2020
2020-09-17 10:25 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Los próximos dos años estarán acompañados por elecciones en varios países de Latinoamérica. Y si la región ya venía con indicios de crisis, los efectos de la pandemia han profundizado el malestar. Así, el peligro de que el populismo llegue al poder es innegable. Cómo evitar que extremistas sean quienes lideren el futuro en una época tan delicada? Candidatos con visión democrática, creyentes de la importancia de la inclusión y la propiedad privada, deben incorporar en su discurso electoral temas que importan a la gente con propuestas claras y constructivas.

Cada país tendrá prioridades distintas pero hay elementos comunes. Uno de ellos debe ser que la región vuelva a pensar en una integración que crea mercados más competitivos, y que permita la inserción efectiva en el mundo global. El regreso a nacionalismos y fronteras cerradas, sería un peligro para el desarrollo económico y la paz social.

Está claro que la crisis fiscal requerirá de reformas tributarias. Una reforma equitativa, que amplíe la base, elimine prerrogativas y sea progresiva debe estar en la plataforma. En la discusión del modelo económico, será clave reconocer que el campo y la reducción de las brechas entre las urbes y las zonas rurales es esencial. A esto se suma señalar que la libertad empresarial, el mercado como mecanismo de asignación de recursos, y el respeto por la propiedad privada, permitirán el crecimiento y la ansiada generación de empleo.

La discusión sobre si el estado puede actuar como empresario debe ser recogida sin falsos extremos. La propiedad estatal puede ser parte de la solución de la crisis, si está acompañada de modernos elementos de gobierno corporativo que aseguren juntas independientes, eliminación de conflictos de interés y decisiones basadas en crecimiento sostenible del negocio.

Las reformas sociales estructurales, son más necesarias que nunca. Esto incluye un acceso a educación de buena calidad y a precios manejables para la población. Igualdad de oportunidades es esencial para una sociedad más equitativa y eso debe incluir la equidad de género. Y, la crisis sanitaria fue demostración de la necesidad de un acceso universal al sistema de salud. Estas redes sociales pueden ser financiadas y estructuradas con apoyo de las entidades multilaterales.

La dicotomía entre medio ambiente y desarrollo debe ser contrarrestada con visiones de un sistema productivo que incorpora la protección de los recursos naturales. La transición energética no se contradice con modelos basados en economías extractivas.
En la mayoría de los países de la región siguen siendo los commodities fuente de riqueza. El falso dilema entre ‘agua y minería’, o ‘agua y petróleo’ debe ser sustituido con claros argumentos y ejemplos de la exitosa coexistencia de sectores extractivos y protección del medio ambiente (Canadá, Australia).

Al sector privado también le compete apoyar ese discurso electoral. Se necesita que el empresariado reconozca que el nuevo contexto reclama de un ‘capitalismo de valor compartido’. Las empresas exitosas deben incorporar la sostenibilidad y los intereses de los grupos de interés en su visión de negocio. Las empresas que van a sobrevivir requieren, más que solo maximizar utilidades, ser parte de una sociedad más equitativa e inclusiva.

Rafael Herz
Analista Internacional
rsherz@hotmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes