close
close
Otros Columnistas

El reto de generar y distribuir riqueza

Impulsar el acceso al crédito y desincentivar el uso del efectivo son las tareas pendientes de los bancos. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 25 de 2022
2022-01-24 10:57 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Durante la pandemia se pudo comprobar la importancia de los servicios que proveen los bancos y la necesidad apremiante de llevar estos servicios a todas las personas. Colombia está en la senda correcta de profundización financiera, ya el 88% de las personas tienen acceso a algún producto financiero, aunque esto no significa que sean miembros activos del sistema. 

Ahí es donde se encuentra la tarea pendiente: que estos nuevos miembros puedan hacer uso de los servicios financieros y que se logre incluir al resto de la población, porque solamente el 0,7% de Mipymes tienen microcrédito, el 3,2% de los adultos tienen un crédito de vivienda y aún el 88% de las transacciones se hacen en efectivo.

Hacer la tarea requiere de cambios del sistema, algunos de los cuales deben ser impulsados desde la banca y otros deben venir directamente de mejoras en el marco institucional.

Mario Pardo Bayona

Mario Pardo Bayona, presidente ejecutivo de BBVA en Colombia.

Archivo particular

Para incorporar a la población e incentivar el uso de los servicios financieros, los bancos debemos generar estrategias de educación financiera, que le permita a los usuarios tomar las mejores decisiones, utilizar el crédito adecuadamente y potencializar sus ingresos. Desde el marco institucional se requiere la incorporación de la educación financiera en los colegios y universidades como un pilar de formación, de lo contrario, las personas empezarán su vida financiera sin planeación, lo cual probablemente los lleve a incumplir obligaciones y los termine frustrando y aislando del sistema financiero.

Para impulsar el acceso al crédito, los bancos debemos modernizar la forma de medir el riesgo, incorporando nuevas fuentes de información en los modelos y algoritmos para lograr un análisis holístico del cliente. A este esfuerzo se debe sumar desde la institucionalidad la eliminación de la tasa de usura, que pone un límite al acceso al crédito de los clientes que a primera vista son los más riesgosos. La tasa de usura y la falta de información de los clientes son los mejores amigos de los “gota a gota”.

Para incorporar a la población e incentivar el uso de los servicios financieros, los bancos debemos generar estrategias de educación financiera

COMPARTIR EN TWITTER

Para desincentivar el uso del efectivo, los bancos debemos ampliar y mejorar la oferta de servicios digitales que simplifiquen los procesos de apertura y utilización de productos. Lo anterior tendría el efecto esperado si se elimina el impuesto a las transacciones financieras, o cuatro por mil, de esta forma se generarían los incentivos adecuados para evitar el uso del efectivo.

Las necesidades están identificadas y los bancos estamos comprometidos: los canales y productos digitales son las nuevas herramientas que hemos desarrollado para reducir la incidencia de estos limitantes porque llevan la banca al lugar y momento que las personas la necesitan. El fin de la pandemia nos pone de frente con la nueva revolución digital de la banca y estamos más listos que nunca para crear comunidades, trabajar en equipo, hacer un uso eficiente de los datos y acelerar la invención de herramientas para satisfacer las necesidades de toda la sociedad.

MARIO PARDO BAYONA 
Presidente de BBVA en Colombia

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes