Otros Columnistas
Columnista

Elegir objetivos profesionales para 2019

Una lista de metas concreta y enfocada para el corto plazo permite flexibilidad para acoger oportunidades altamente estratégicas que no anticipábamos.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 03 de 2019
2019-01-03 08:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

El comienzo de un nuevo año invita a reflexionar sobre las metas que esperamos haber logrado una vez termine. Así como las empresas establecen objetivos y presupuestos anuales, es interesante hacer lo propio en la esfera personal.

Definir una estrategia profesional en el campo empresarial implica, al igual que para las organizaciones, enfocarse, hacer elecciones y renunciar. Es común enfrentar la tentación de construir un inventario de metas profesionales de corto plazo excesivamente amplio, que incluye asuntos de futuro que aún no son pertinentes, o metas incumplidas en el pasado de cuya vigencia no tenemos certeza.

Por eso, es interesante definir algunos criterios para la escogencia de tales objetivos, para estructurar un listado viable y motivante, alineado con nuestra estrategia profesional, es decir, en lo que queremos convertirnos en ese oficio que hemos escogido.

El ámbito profesional es solo uno de los factores del espectro para el desarrollo integral de una persona. Por ello, los objetivos profesionales deben hacer sentido, en primer lugar y de manera balanceada, con nuestro proyecto de vida integral.

La forma en la que orientamos la carrera influirá en nuestro bienestar, y la invitación a ver nuestro oficio como un medio y no un fin, podría ser una premisa relevante para esta reflexión.

Los empresarios y emprendedores suelen tener la definición de sus objetivos profesionales ligada a los de su compañía, lo cual hace el proceso más intuitivo. Quienes son parte de una organización en otra condición, en cambio, cuentan con otros criterios explícitos útiles para definir sus objetivos individuales.

La estrategia misma de la empresa, con sus prioridades y proyectos, es una guía desde la cual sus integrantes identifican competencias individuales pertinentes a fortalecer o brechas profesionales por cerrar, así como oportunidades de aprendizaje y desarrollo profesional.

De otra parte, en organizaciones donde la gestión del talento es estructurada, el plan de carrera diseñado para las personas orienta la identificación de sus objetivos para el corto plazo. La precaución en este punto es garantizar que dicho plan sea afín con las preferencias y proyectos de cada individuo, más allá de coincidir con sus capacidades y potencial profesional.

Para personas con algunos años de experiencia, es importante cuidar que los objetivos de corto plazo tengan un balance adecuado entre el desarrollo de competencias duras o técnicas y de competencias blandas o gerenciales.

Estas últimas son clave para abrir la puerta a la posibilidad de recibir responsabilidades de liderazgo significativas en el futuro. Los objetivos definidos de manera pragmática son compatibles, además, con las oportunidades reales observables en el entorno y con las propias capacidades y posibilidades individuales. Aún así, siempre es conveniente incluir objetivos que, acogiendo la incertidumbre, tengan implícita una dosis de riesgo que nos resulte tolerable.

Una lista concreta y enfocada de objetivos para el corto plazo permite, además, flexibilidad para acoger oportunidades altamente estratégicas que no anticipábamos y renunciar conscientemente a aspiraciones que lo serían menos.

Una vez definidos nuestros objetivos, es pertinente compartirlos con las personas que nos rodean más de cerca para alinearlas con nuestras prioridades profesionales y convertirlas en aliadas para abordarlas.

Acumular metas, sin estrategia ni balance, es un camino a la frustración. Hacer una pausa para reflexionar, garantiza que el largo plazo profesional que imaginamos empiece a tomar forma desde nuestras decisiones en el corto plazo.

Carlos Téllez
Consultor empresarial
ctellez@bexco.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado