close
close
Otros Columnistas

Energías no convencionales, oportunidad para el desarrollo

En Colombia, la generación eléctrica es limpia en su mayoría, sustentada en la riqueza del recurso hídrico.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
marzo 18 de 2021
2021-03-18 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La transición energética hacia fuentes limpias, con el objetivo de disminuir las emisiones de gases efecto invernadero, es un compromiso que todos debemos asumir. Las organizaciones cada vez estamos más comprometidas con la sostenibilidad ambiental y el papel que jugamos en esta transición.

A lo que se suma el Estado como agente central de esta transformación que afronta la sociedad. La confluencia de objetivos y determinación hacen de este momento ideal para materializar la transición energética.

Los precios de las fuentes de energía renovable no convencionales (Fernc) han caído de manera significativa en 10 años, con reducciones de hasta el 90% en el caso de las fuentes solares y del 70% de las eólicas. Ello gracias a desarrollo tecnológico y su entendimiento.

Al tiempo, los costos de los minerales asociados a la producción de baterías para almacenamiento de energía se han reducido en casi 90% en los últimos años, habilitando un cambio de paradigma en la competitividad global sobre la cual los Estados deben dibujar el desarrollo de sus sectores productivos.

En Colombia, la generación eléctrica es limpia en su mayoría, sustentada en la riqueza del recurso hídrico. Sin embargo, la alta concentración en un recurso (70% en fuentes hídricas), que además depende de variables no controlables, como el clima, genera volatilidad en los precios e imprime incertidumbre en la seguridad energética local.

Lectura que ha entendido el Gobierno avanzando en materia de transición energética con la asignación de los contratos en la primera subasta de Fernc y el anuncio de una segunda para 2021.

Con los proyectos adjudicados a la fecha en estas energías, se alcanzará un 7% de la matriz de generación, hito importante pero todavía con un camino importante por recorrer para alcanzar la media de la Ocde, con un 15% de la matriz de generación a partir de Fernc. Pero estoy seguro que serán metas, que por las oportunidades que goza el país y su resolución hacia la transición energética, se superarán.

Por otra parte, la mayoría de estos proyectos se realizan en regiones otrora aisladas y con las cuales se sostiene una deuda histórica. No hay mejor oportunidad, tanto para el Gobierno como para el sector privado, para apostarle a estos nuevos polos de desarrollo social y económico. Lograr por una buena vez la interconexión y más importante la integración de estos territorios.

El 2020 fue un año complejo para todos, incluyendo el sector energético, en donde los retrasos en proyectos, la caída en la demanda y, en general, la menor dinámica económica fueron protagonistas. Sin embargo, de las crisis siempre resultan grandes oportunidades y, sin lugar a dudas, esta en particular, abre la posibilidad de repensar el sector productivo cimentado en un respeto y cuidado del medio ambiente.

Mario Pardo
Presidente ejecutivo de BBVA en Colombia

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes