Otros Columnistas
Columnista

Productividad y confianza

Se trata de reconocer las múltiples alternativas de uso de la innovación tecnológica al servicio de la salud de los colaboradores .

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
abril 13 de 2021
2021-04-13 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En el Día Mundial de la Salud, cuando el mundo está tratando de volver a la ‘normalidad’ y muchos países cruzan por el tercer pico de la pandemia, pensar en el autocuidado y la adecuación de entornos saludables es primordial.

Ahora más que nunca es fundamental contar con espacios apropiados para el retorno a las oficinas, que faciliten el cumplimiento de protocolos de bioseguridad y el monitoreo permanente de las condiciones de salud de los colaboradores y visitantes a las edificaciones, pues esto será sinónimo de confianza, bienestar y productividad, que, en tiempos de reactivación, es vital.

Pero ¿qué implica tener un espacio apropiado? ¿qué son las edificaciones inteligentes que pueden ayudar a este propósito? Sin duda la respuesta va mucho más allá de llevar un control de asistencia y tomar la temperatura al ingresar a un establecimiento.

Se trata de reconocer las múltiples alternativas de uso de la innovación tecnológica al servicio de la salud de los colaboradores y de la productividad de las empresas, pero, sobre todo, es una invitación a conocer y entender la importancia de entornos saludables como el resultado de la eficiencia operativa de una edificación y las métricas de bienestar positivas entre los ocupantes, los sistemas y los espacios ambientales.

Y es que entre los factores que pueden hacer a una edificación un entorno saludable aliado del retorno a las oficinas es un buen sistema de ventilación que permita circular el aire de forma adecuada, garantizando un aire limpio; espacios abiertos donde se pueda dar un distanciamiento medido y controlado entre empleados, al igual que entornos sin contacto que permitan experiencias de trabajo interconectadas; así como también la garantía de una desinfección profunda y constante en todos los espacios, incluyendo baños, pasillos, ascensores, controles de aforo en salas de reunión en caso de ser necesario, entre otros.

Se trata de capitalizar los datos producto de una lectura automatizada permanente de los comportamientos que suceden a diario en las edificaciones, en donde gracias a la innovación tecnológica de edificaciones inteligentes podamos anticiparnos, descubrir y mitigar riesgos que pudiesen afectar el bienestar de los colaboradores que, en últimas, podría afectar la productividad de la organización.

Sí, se trata de aprender a leer y analizar lo que sucede en los edificios, desde la lectura de los comportamientos naturales de quienes estamos en ellos, haciendo de la tecnología un aliado para garantizar entornos saludables que fomenten la productividad, desde la disminución del ausentismo y la rotación y promuevan la comodidad y el bienestar. Esta evolución en el sector de la construcción empresarial y comercial no puede esperar más. Debemos avanzar en esta dirección rápidamente para favorecer la productividad y confianza en la nueva normalidad.


Richard Monestel
General Manager, Colombia & Central América Johnson Controls

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes