Otros Columnistas
Opinión

Fondos mutuos del exterior y diversificación de activos

Adecuada selección de la inversión puede ayudar a reducir el riesgo total, en la medida en que los activos tengan baja correlación entre ellos mismos.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 17 de 2020
2020-01-17 08:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Cuando el precio del dólar estaba cerca a los 3.150 pesos, el asesor financiero de un amigo que estaba recibiendo un flujo de pagos mensuales, le sugirió comprar dólares solo hasta cuando reuniera una cifra significativa y hacer así, una sola compra.
Craso error; para cuando completó la cifra acordada, el precio del dólar había alcanzado los 3.450 pesos. Una mejor recomendación hubiese sido la implementación de una estrategia de costo promedio.

Se trata de hacer compras periódicas por importes iguales, buscando un costo promedio mejor que la mayoría de los posibles precios de compra individualmente considerados.
Esta anécdota, y lo ocurrido con el dólar recientemente invita a reflexionar sobre la diversificación de activos.

El inversionista colombiano debe mantener una adecuada diversificación de sus activos de inversión y de las fuentes de sus rentas pasivas.

Sin embargo, la diversificación no debe ser solo en el tipo de los activos, sino adicionalmente en su denominación, incluyendo activos en monedas fuertes, principalmente el dólar americano. Con este fin, el fondo mutuo o regulado internacional se destaca como el instrumento más idóneo.

Se trata de un vehículo o programa de inversión, dentro de la categoría de las inversiones colectivas, en el que los inversionistas aportan dinero o compran una participación del programa. No debe ser confundido con el fondo de capital privado, que se caracteriza por ser bastante menos regulado.

La importancia del fondo regulado es notable: de acuerdo con el Instituto de Compañías de Inversión (Investment Company Institute ICI), el total de activos invertidos en compañías reguladas a nivel mundial en el año 2018 alcanzó la suma de 46,7 billones de dólares (46,7 trillones en inglés).

De esta cifra los fondos de acciones representan la más alta participación con un 43%, mientras que los fondos mixtos y otros tipos de fondos (incluyendo en esta categoría fondos balanceados/mixtos, garantizados/protegidos, de propiedad raíz y otras clases) representan el 23%. A su vez, los fondos de renta fija y los fondos del mercado monetario representan el 22% y 12% respectivamente.

En términos de participación regional a nivel mundial, el 45% corresponde a EE. UU., el 35% a Europa, el 14% al Lejano Oriente y el 6% restante al resto del mundo.
La inversión a través de fondos mutuos tiene grandes ventajas.

En primer lugar, la alta diversificación; a través de estos vehículos se puede estar invirtiendo al mismo tiempo en decenas de compañías y en muchos sectores económicos. De hecho, si la inversión es en varios fondos, la diversificación en sectores, emisores y estrategias puede ser mayor.

Una adecuada diversificación minimiza el riesgo asistemático (propio de inversiones con pobre diversificación) o el riesgo de quiebra o pobre desempeño de las compañías individualmente consideradas.

Si bien, la diversificación no elimina el riesgo sistemático o riesgo de mercado, la adecuada selección de clases de activos puede ayudar a reducir el riesgo total de la inversión, en la medida en que los activos tengan baja correlación entre ellos mismos.

La segunda gran ventaja es la liquidez; los fondos están obligados a atender los requerimientos de redención o venta de los participantes en un plazo determinando (en EE. UU. no superior a 7 días). La regulación americana también exige que el fondo atienda las redenciones, aun en situaciones en que el valor de estas sea mayor que el de las subscripciones.

En tercer lugar, el hecho de que la gran mayoría de los fondos regulados tienen valoración diaria (en EE. UU. es obligatoria la valoración diaria); contrario a lo que ocurre con otros tipos de activos de inversión, al final de cada día los fondos confirman el valor neto de los activos, el cual, divido por el número de participaciones existentes sirve para determinar el valor de cada una de ellas.

Este valor diario se usa para establecer los precios bases con los cuales los inversionistas suscriben o redimen sus participaciones.

En cuarto lugar, el fondo mutuo tradicional esta manejado profesionalmente; un grupo de asesores de inversión con el conocimiento y experiencia necesarios se encargan de tomar las decisiones de inversión.

Una quinta ventaja, entre otras muchas, es la regulación y permanente control por parte de las autoridades; por esta razón los fondos mutuos son conocidos también como fondos regulados.

Felipe H. Valbuena 
Analista y asesor de inversiones.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes