Otros Columnistas
Columnista

Freno digital

Bogotá marcará la pauta del país en materia de conectividad y transformación digital. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
octubre 13 de 2020
2020-10-13 10:50 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Bogotá tuvo una de las cuarentanas más extensas del mundo y para afrontarla la tecnología y la conectividad fueron claves. El teletrabajo permitió el desarrollo de las labores, pasamos de 300.000 teletrabajadores a más de 8 millones. La telemedicina pasó de ser un tema de promoción y prevención a ser una herramienta eficiente con más de 2,8 millones de consultas, registrando un crecimiento de más del 7.800%.
Adicionalmente, las plataformas fueron fundamentales para recibir productos en la puerta de la casa evitando contactos y disminuyendo contagios.

Las plataformas digitales serán fundamentales para la reactivación económica. Según Fedesarrollo generan ingresos a más de 200.000 familias lo que significa el 0,9% del empleo del país, si las platafor+mas no existieran, el 38% de las personas que prestan servicios a través de ellas se considerarían desempleadas y no tendrían ingresos para sus hogares. Un repartidor o un conductor, en promedio, tiene ingresos de $789.000 mensuales lo que de manera agregada para la economía significa 2,1 billones de pesos al año.

Las aplicaciones estimulan la transformación digital de las empresas que hacen parte de la cadena productiva y fomentan su formalización. Según cifras de la Alianza IN, El 18% de las empresas aliadas han sido impulsadas a registrarse en la Cámara de Comercio, el 22% a llevar contabilidad y el 30% aseguran que las plataformas los ha incentivado al pago de impuestos, contribuyendo con la formalización empresarial. Pero los beneficios no solo son económicos, Fedesarrollo encontró que las plataformas permiten un ahorro de 40.000 toneladas de C02, aportando a ciudades más sostenibles, a una mejor calidad del aire y a la lucha contra el cambio climático, gracias a la conectividad.

Hace poco más de un mes, la alcaldesa Claudia López presentó el Plan Marshall II de reactivación económica, pues si bien es cierto que la ciudad necesita recursos para poder atender el impacto de la crisis, en su propuesta se castiga fuertemente a la industria de las telecomunicaciones, dificultando el cierre de la brecha digital y afectando a todo el ecosistema digital, sometiendo a los bogotanos a un freno digital.

El Plan Marshall pretende aumentar el impuesto tanto a las compañías de telefonía como a las compañías que dependen del comercio electrónico. Si bien el comercio electrónico ha venido en aumento, su participación sigue siendo mínima, de cada cuatro colombianos solo dos realiza comercio electrónico; seguimos siendo uno de los países con menos transacciones en Latinoamérica. De hecho, el Distrito presentó 29 actividades económicas con resultados positivos en ingresos y en dicha clasificación no se encuentra el comercio electrónico.

Bogotá marcará la pauta del país en materia de conectividad y transformación digital, por eso debe estimular el crecimiento de un sector joven que necesita tiempo para madurar, consolidarse y aumentar sus aportes al país. No es justo sobrecargar fiscalmente a un sector que se ha vuelto vital para los colombianos, si se necesitan más recursos, además de la reducción del gasto público, el distrito debe pensar en una distribución más equilibrada de las cargas, atendiendo a la famosa pirinola del Ex Alcalde Antanas Mockus donde “todos ponen”.

Samuel Hoyos
Presidente de Asomóvil

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes