Otros Columnistas
columnista

Ni mitos ni micos en el PND

En medio del debate sobre el PND han surgido interpretaciones incorrectas de algunos temas centrales para el desarrollo del país.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
mayo 20 de 2019
2019-05-20 09:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En medio del debate sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND) han surgido y se han difundido interpretaciones incorrectas de algunos temas centrales para el desarrollo del país. Por esto, es necesario explicar la realidad de los aspectos que han generado algún cuestionamiento.

Primero, se afirma que el PND incluye la construcción de un puerto marítimo en Tribugá. No es así: el Plan no prioriza ninguna instalación portuaria específica porque, de acuerdo con la Ley 1 de 1991, es el sector privado el que invierte en los puertos y asume los riesgos, siempre y cuando cumpla con los requisitos ambientales, institucionales y sociales. El PND no modifica estas disposiciones y no es el instrumento mediante el cual el Gobierno viabiliza la construcción de un puerto en Tribugá ni en ningún otro lugar del territorio colombiano. Como resultado de la construcción participativa del PND, la región Pacífico ha identificado como uno de sus proyectos prioritarios la construcción de “un puerto de aguas profundas en el Pacífico Norte”, cuya ejecución deberá cumplir con la normatividad vigente.

El PND, como hoja de ruta estratégica del país, reconoce que el tamaño de los buques que transitan en Latinoamérica ha venido aumentando y que esto demandará de los puertos en el Pacífico y el Caribe, profundidades de mínimo 17 metros. Por eso, el artículo 109 del PND adapta el plazo inicial hasta 40 años para proyectos nuevos que cuenten con profundidades naturales mayores a 17 metros. Esta iniciativa se complementará con la formulación de la política portuaria –que contará con el estudio de capacidad portuaria realizado por el DNP–, cuyo fin es mejorar el crecimiento del comercio y la competitividad de los productos colombianos.

Segundo, se afirma erróneamente que en el PND se da vía libre al fracking. Lo que en realidad se hace es definir un estudio de viabilidad de la exploración de yacimientos no convencionales, para lo cual se crea una comisión independiente de expertos que realizarán un informe y darán recomendaciones al Gobierno. Esta es la manera responsable de avanzar en un tema polémico, como lo es este.

Tercero, se afirma que el Plan contempla una reforma pensional: el PND no modifica la edad de pensión, ni las semanas de cotización, ni las tasas de reemplazo. En cambio, le apunta a mejorar la protección a la vejez para personas que no logran pensión por sus bajos ingresos. Por esto, el artículo 202 del PND busca incentivar a los afiliados al sistema pensional que no alcanzan a recibir una pensión para que opten por vincularse a los beneficios económicos periódicos (BEP), una opción de cobertura que les entrega un aporte del 20 por ciento sobre el ahorro total acumulado hasta la edad de pensión.

Por último, se afirma que se desconocen los acuerdos con grupos étnicos y estudiantes. Al contrario: en el ‘Pacto por Colombia’ se creó un capítulo exclusivo para pueblos indígenas, afrocolombianos, raizales, palenqueros y Rrom, donde están consignados todos los acuerdos logrados en las instancias de concertación; adicionalmente, los recursos acordados con estos grupo están publicados de forma explícita en el artículo 4 del PND. Así mismo, todos los acuerdos pactados con los estudiantes quedaron incluidos, entre ellos la reforma integral al Icetex y la asignación de 1,5 billones de pesos adicionales en recursos de regalías para el sector (artículos 45, 46 y 53 del PND).

Gloria Alonso
Directora del Departamento Nacional Planeación.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado