close
close
Otros Columnistas

Infraestructura y competitividad

Los trenes son una solución a la congestión, la inseguridad vial y a la mala calidad del servicio de transporte actual.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 29 de 2022
2022-09-29 01:26 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Uno de los factores esenciales que promueve el desarrollo de los países es la infraestructura de transporte disponible para la movilización de bienes y servicios desde los centros de producción a los principales mercados nacionales y externos, igual que para movilización de pasajeros.

En Colombia en los años noventa abrimos la economía bajo el compromiso de modernizar la infraestructura de transporte como premisa para reducir los costos operacionales y ser competitivos. Sin embargo, solamente en los últimos diez años se han iniciado la construcción de vías de cuatro carriles en algunas zonas del país, varias de ellas desarticuladas a un propósito claro de conectar los principales mercados internos y externos. Más grave aún, en las últimas tres décadas se abandonó el medio de transporte más eficiente, seguro y rápido que son los ferrocarriles.

Mientras en los países desarrollados cada vez tiene mayor auge el tren, en el país se enfocó a promover el transporte de carga por carretera por las escasas y mal mantenidas vías en camiones de todo tamaño que hacen más costosa y riesgosa la movilización de mercancías que junto con los vehículos particulares forman trancones interminables que hace lento e inseguro el desplazamiento. haciendo poco competitivo y atractivo viajar por carretera.

Hoy las pocas vías llamadas 4G y las aún sin construir las 5G no responden a un plan estratégico, son proyectos aislados que corresponden a los caprichos de los gobernantes o a intereses particulares que poco aportan en el mejoramiento de la competitividad productiva. En este sentido, se requiere que el Gobierno actual haga un diagnóstico detallado de las vías arterias de altas especificaciones que se requieren construir, empezando con la conexión de Bogotá con el resto del país y con los puertos marítimos. Han pasado muchos años sin lograr resolver la construcción de la doble calzada de Villeta que conecte con La Dorada, así como la de Ibagué hacia el túnel de la Línea, y para hacer más grave el asunto, se sufre la ampliación del tercer carril Bogotá-Girardot, entre otras, una obra muy mal ejecutada por esa APP Vía 40 Express.

Por otro lado, constituye una prioridad nacional, si queremos mejorar la competitividad y atraer el turismo nacional e internacional desarrollar un plan estratégico de ferrocarriles para el transporte de bienes y pasajeros que conecte las principales ciudades entre sí y con los puertos marítimos dada las bondades de este medio de transporte como menores costos operacionales, mayor velocidad, menor contaminación ambiental y mayor seguridad, entre otros aspectos. Volver con trenes modernos al país es apostar a un desarrollo sostenible con un sistema de transporte eficiente.

Hoy ya existe la tecnología para resolver el paso por las zonas montañosas. Los trenes son una solución a la congestión, la inseguridad vial y a la mala calidad del servicio de transporte actual.

Jesús Antonio Vargas Orozco
Consultor empresarial / Jesusvargas.orozco@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes