Otros Columnistas
columnista

Ir por innovación en era de incertidumbre

Las compañías han logrado tener impactos positivos para la sociedad, mientras buscan el beneficio de los accionistas e impulsan la prosperidad.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
agosto 02 de 2021
2021-08-02 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La innovación constante se perfila como un proceso transversal en las organizaciones que aporta beneficios tangibles para la empresa mientras apoya el desarrollo de las comunidades a su alrededor. Para lograr un impacto positivo a través de la innovación, es necesario que las organizaciones se comprometan a invertir, tanto financiera como humanamente, en el desarrollo de nuevas ideas, productos y procesos. De esta forma, el sector privado, por medio de su quehacer diario y esfuerzo por generar conocimiento y soluciones basadas en evidencia, termina aportando de manera significativa al desarrollo de la humanidad.

Actualmente, vivimos un momento histórico donde el sector privado, por medio de la ciencia e investigación, puede brindar soluciones a los problemas que como sociedad enfrentamos caracterizados por la incertidumbre y crisis. Según McKinsey en su estudio ‘Innovación en crisis: por qué es más crítica que nunca’, los líderes empresariales le dieron 32% menos de importancia a la inversión en innovación, en comparación con el 2019. Esta cifra nos hace reflexionar sobre la necesidad de priorizar este aspecto dentro de las compañías, pues el mismo estudio concluyó que, las organizaciones que innovan y generan nuevo conocimiento en medio de crisis, tienen mejores resultados en el tiempo frente a sus pares que no lo hicieron.

Múltiples compañías alrededor del mundo han logrado tener impactos positivos para la sociedad, mientras buscan el beneficio de los accionistas e impulsan la prosperidad de otras audiencias. En otras palabras, desde las empresas, podemos innovar y utilizar la ciencia para apalancar procesos y temáticas que de otra manera no serían considerados prioridades estratégicas del negocio, generando así un conocimiento colectivo y sostenible sobre asuntos que antes no considerábamos en absoluto.

Estas innovaciones son tan variadas como empresas hay. En el caso de la industria del tabaco, sector que no se caracterizaba por liderar procesos de innovación, Philip Morris International desde hace 15 años, puso en marcha inversiones y esfuerzos significativos en ciencia, investigación y tecnología, para soportar su compromiso de dejar de vender cigarrillos en un plazo de 10-15 años y entregar un portafolio innovador de productos libres de humo de acuerdo con las necesidades de salud pública mundiales.

Adicionalmente, con esa inversión en ciencia y tecnología para el desarrollo de productos libres de humo, ha compartido con la sociedad su conocimiento en formulación de productos, química y física de aerosoles, tecnología de dispositivos, investigación clínica y modelos preclínicos de inhalación, que podrán ser usados para abordar otros problemas de salud. Es así como hoy, en Philip Morris International, somos más que una empresa de nicotina y tabaco, somos un líder en ciencia, tecnología e innovación.

La capacidad de reinventarse es esencial en ámbitos de gran incertidumbre. Es así como esta coyuntura es una oportunidad para ser conscientes de nuestra responsabilidad como líderes empresariales y continuar apostándole a la generación de conocimiento e innovaciones como un camino para asegurar un mejor futuro para la sociedad.

Lucie Claire Vincent
Presidente de Philip Morris International para el Clúster Andino.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes