close
close
Otros Columnistas
Columnista

La otra Colombia

2/3 partes de los Colombianos opina que el sistema democrático no es bueno, porque no les representa ningún beneficio. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 16 de 2021
2021-09-16 10:51 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

De tiempo atrás y al igual de muchas personas que constantemente escriben artículos sobre este mismo tema, he venido expresando mi gran preocupación por el hecho de que en Colombia realmente existen dos países, uno de ellos conformado por las regiones en donde están ubicadas las grandes ciudades y el otro, que yo llamo la Colombia olvidada que comprende más del 50% de nuestro territorio, en donde al menos durante los últimos 50 años, el Gobierno Nacional difícilmente ha hecho presencia, pues las inversiones más significativas se realizan en las grandes ciudades.

Sin discutir la importancia de construir Sistemas de Transporte Masivo, de los cuales los llamados ‘Metros’ son los más eficientes pero al mismo tiempo los más costosos, mi preocupación radica en que los proyectos que actualmente se están construyendo en Bogotá y Medellín se hagan a expensas de no poder arreglar las miles de vetustas escuelas, puestos de salud y acueductos que existen en todas las pequeñas y medianas poblaciones de nuestro país y también en ciertas ciudades grandes en donde sus gobernantes de turno no actúan con la debida transparencia, como viene sucediendo en Cali y en otras ciudades.

Ni qué decir del pésimo estado de las vías terciarias e inclusive algunas secundarias, que existen por todo el país, las cuales se convierten en verdaderas trochas que se vuelven intransitables en los periodos lluviosos, impidiendo a los campesinos el traslado de sus productos a los centros de consumo, como nos lo muestran los medios televisivos con relativa frecuencia. Esa es la Colombia olvidada por el aberrante y nocivo sistema centralista de gobierno que existe en nuestro país que tanta insatisfacción nos genera a los habitantes de las regiones más apartadas de Bogotá y sus instituciones!

En el Valle del Cauca estamos inconformes porque después de 16 años de haberse iniciado los trabajos para la construcción de la doble calzada entre Buga y Buenaventura, esa obra no se termina, y porque después de esperar seis años a que la Anla expidiera finalmente la Licencia Ambiental para la construcción de la carretera entre Mulaló y Loboguerrero que con solo 32 km. de extensión recortará en 52 km. la distancia entre el Occidente del país y Buenaventura, lo que llevó al contratista a renunciar al contrato suscrito con el Invías años atrás. Qué podrán decir entonces Cauca y Nariño que llevan años esperando que se construya la nueva vía entre Popayán y Pasto, la cual permitiría reducir el tiempo de viaje entre el Occidente del país y Ecuador, uno de los pocos países con los que tenemos balanza comercial favorable.

Pero lo peor es que ese centralismo está conduciendo a que los jóvenes recién graduados de las universidades de provincia solo están encontrando trabajo bien remunerado en Bogotá, y así los líderes empresariales del futuro se están concentrando en la capital, lo cual es muy grave!

Por todo lo anterior no es de extrañarse que 2/3 partes de colombianos opine que el sistema democrático no es bueno, porque a ellos no les representa ningún beneficio, percepción que deberemos procurar cambiar, porque de lo contrario, nuestra democracia no es sostenible!

Ernesto de Lima
Empresario

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes