close
close
Otros Columnistas
Columnista

La realidad de la imaginación

Según el BID, para el año 2025, la industria del software empleará a más de 1,2 millones de programadores en América Latina. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 16 de 2021
2021-09-16 10:48 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En Colombia hay una brecha de más de 60 mil programadores y, según datos de McKinsey, para el 2025 el déficit puede ser de 112 mil. Comparto este dato porque estamos celebrando el Día Mundial del Programador con esta noticia: se necesitan más programadores.

Pero no se trata simplemente de llenar unos puestos de trabajo. La función de un programador va mucho más allá. Los invito a remontarse al pasado, cuando no teníamos una computadora o un aparato inteligente en nuestras manos. O cuando la mayoría de las transacciones se realizaban de forma presencial; o cuando los inventarios eran levantados en cuadernos y enviábamos información por fax.

Bueno, para resolver algunas de esas situaciones y mejorar el rendimiento de otras, existió un desarrollador detrás pensando en cómo hacer las cosas más fáciles. Así llegamos al mundo digital de hoy y que ha sido acelerado por la pandemia, pues gracias a las herramientas tecnológicas seguimos conectados al mundo mientras estuvimos encerrados.

Entonces, hoy más que nunca, se requiere de estos profesionales que deben ser capaces de trabajar en equipo, saber escuchar y preguntar; resolver problemas complejos; usar el pensamiento computacional para encontrar soluciones y ser creativos y competentes.

Competentes, sobre todo, para enfrentar retos que impone la nueva era digital y la pospandemia. Por ejemplo, diseñar entornos que sean resilientes ante cualquier falla, como los desastres naturales o la caída de la red eléctrica. Como parte de la nueva realidad del mundo, las personas dependen de las bases de datos para mantener en funcionamiento casi todos los sistemas: las transacciones bancarias, los servicios de emergencia o las llamadas telefónicas. Esta misma infraestructura tecnológica ha sido responsable de mantener conectadas a las personas en plataformas como Zoom para hacer trabajo remoto, estudiar, jugar en línea; hacer compras y tener teleconsulta.

Esto es prueba de que la programación se ha convertido en un proceso cada vez más ágil que responde a las diferentes necesidades sociales y comerciales. Utilizando cantidades masivas de datos y herramientas para recogerlos y procesarlos, con el ingenio de expertos que los unen y los analizan para encontrar salidas innovadoras a los desafíos.

Así las cosas, los desarrolladores han sido arquitectos de grandes cambios y, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el año 2025, la industria del software empleará a más de 1,2 millones de programadores en América Latina. Entonces, las posibilidades son infinitas y aquellos que se monten en este viaje, serán los creadores de una realidad que aún está en nuestra mente.

Fabiano Matos
Gerente General Oracle Colombia y Ecuador.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes