close
close
Otros Columnistas
columnista

Lecciones al dirigir una firma de 116 años

Es indispensable que el liderazgo corporativo se vislumbre como una cualidad individual a desarrollar cada día con tesón y pasión. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
mayo 16 de 2022
2022-05-16 10:13 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Para guiar el destino de las organizaciones, es indispensable que el liderazgo corporativo se vislumbre como una cualidad individual a desarrollar cada día con tesón y pasión, y se aborde como un tema de reflexión permanente que enriquece el intelecto de directivos, sin importar su experiencia.

Es emocionante para mí, transmitir una pequeña parte de este conocimiento adquirido en años de experiencia al frente de compañías que se destacan por trascender a lo largo de la historia, por trabajar para mejorar el futuro de la humanidad, y capitalizar oportunidades en tiempos de incertidumbre.

Para recorrer el camino con asertividad, pongo en práctica el legado que nos hereda el filántropo y visionario, W.K. Kellogg, al liderar con propósito para crear Mejores Días y hacer del planeta un buen lugar para vivir, mediante el abordaje de diferentes desafíos a superar, como la inseguridad alimentaria, la reducción de emisiones y la huella de carbono, así como el uso de empaques sustentables.

Con el propósito de cumplir esta titánica tarea, la agilidad y la adaptabilidad se convierten en herramientas para cumplir las expectativas del mercado.

Por lo tanto, la tecnología es una aliada esencial para obtener información vital y, así, estar a la vanguardia, al satisfacer los nuevos hábitos y preferencias de los consumidores.

Evolucionar en forma constante y sostenida para satisfacer las necesidades de los consumidores es una responsabilidad que se debe tomar con seriedad, y así, mantener el legado de salud y bienestar, sustentabilidad en las distintas líneas de negocio, con el firme propósito de impulsar la seguridad alimentaria en el mundo.

Al apostar por los colaboradores, el activo más importante de las empresas se contribuye a su desarrollo a todo nivel a través de la cultura organizacional, al implementar jornadas de trabajo flexibles, impulsar programas de desarrollo y bienestar para su crecimiento profesional y personal.

Esta sumatoria de iniciativas aseguran un compromiso firme del equipo de trabajo con el avance de la equidad, la diversidad y la inclusión.

Después de retomar brevemente estas enseñanzas, liderar la Región Pacífico es uno de los honores profesionales más grandes durante mi trayectoria a nivel profesional.

Desde el día uno, tuve la convicción de que los siguientes años habría que recorrer un camino arduo para superar retos en equipo, y permanecer en la búsqueda constante de generar un impacto positivo a la sociedad y al planeta.

Alejandro Ortega 
Gerente General de Kellogg para la Región Pacífico

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes