Otros Columnistas
coyuntura

‘Introducción a la economía colombiana’

El libro cumple a cabalidad con lo expresado en el prólogo; “mejorar el entendimiento y la enseñanza de la economía colombiana”.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
noviembre 13 de 2020
2020-11-12 10:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hay que felicitar a Mauricio Cárdenas por esta nueva edición de su libro ‘Introducción a la Economía Colombiana’, la cuarta desde que apareció el libro en 2007. Cuatro ediciones que han respondido no solamente a la demanda por parte del público sino a los grandes cambios que experimentó la economía colombiana en estos trece años y que Cárdenas conoció e impulsó durante su paso por el gobierno como ministro de Minas y Energía, primero, y ministro de Hacienda, después, durante seis años en la segunda década del siglo XXI.

A través de las sucesivas ediciones, el libro ha tenido mejoras sustanciales y muy importantes, en términos de la información, las estadísticas, las tablas, las gráficas, y el contenido en general. La actualización fue sustancial; muchas de las series estadísticas llegan hasta 2019. Pero también lo ha sido la incorporación de los nuevos temas y desafíos para el futuro. Lo mismo que la expansión de la bibliografía que incluye documentos y libros de una nueva generación de economistas colombianos.

El último capítulo, ‘¿Cómo acelerar nuestro desarrollo?’, –que mantiene la estructura de las ediciones anteriores– incorpora los retos nuevos del desarrollo global y nacional: el cambio climático, el crecimiento verde, los efectos de la pandemia de la covid 19, la economía del comportamiento, la dificultad de Colombia para insertarse en las Cadenas Globales de Valor, el efecto de la automatización sobre las oportunidades laborales, los cambios que se requieren en el sistema de protección social en razón de la informalidad laboral y, en general, los grandes desafíos que plantea la “cuarta revolución industrial”.

***

Desde su publicación en 2007 el libro ha sido texto guía en el curso de Introducción a la Economía Colombiana que se dicta en la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes y, con seguridad, en los cursos de economía en otras universidades del país. Porque vino a llenar un vacío muy importante. Antes de este libro, muchos dictábamos el curso utilizando los de Mankiw Principios de Economía, o el de Sachs y Larraín Macroeconomía en la Economía Global, con lo cual, como lo anota Alejandro Gaviria en la contra carátula de esta nueva edición, los estudiantes se enfrentaban a “una brecha entre teoría y práctica”. La teoría se estudiaba con base en los textos extranjeros y la práctica en documentos oficiales, artículos académicos o columnas de prensa.

Este libro, entonces, dice Gaviria, “rompe con esa tradición y propone una nueva pedagogía: primero los hechos y luego las teorías”. De hecho, se combinan en el mismo texto la información sobre la estructura y el comportamiento de la economía, la teoría, y el análisis de ese comportamiento. En el análisis se tiene en cuenta, además, el funcionamiento de las instituciones en su sentido más amplio. Esa combinación nos ha hecho la vida más fácil a los profesores y, desde luego, a los estudiantes, que aprenden más y mejor teniendo como base este texto.

La utilidad del libro es innegable. El testimonio de David Cubides, uno de los profesores complementarios en la sección del curso Introducción a la Economía Colombiana en los Andes, así lo ratifica: “encuentro muy útil el libro; los ejemplos y el estilo en el que se presenta la información son muy claros. Pienso que funciona muy bien para dar a entender conceptos que pudiesen llegar a ser complejos para estudiantes que están tomando su primera clase de economía. Además, tiene la ventaja de estar adaptado a la realidad nacional lo cual permite estar familiarizados con situaciones y entender temas coyunturales”.

Ese primer contacto con la economía colombiana es el objetivo de un curso en el cual se busca que los estudiantes adquieran unas bases que les permitan desarrollar su capacidad de análisis y su capacidad de crítica, con base en la evidencia empírica.

Los estudiantes, a su vez, han comentado que el libro es fundamental de estudio para quices, exámenes y como soporte y fuente para escribir el ensayo obligatorio del curso. Un sondeo, al cual respondieron 22 de los 60 estudiantes del curso, mostró que el 95% de estos estudiantes considera que los temas tratados en el libro son útiles para entender los conceptos económicos estudiados en la clase. El 80% cree que el texto es adecuado para comprender los temas que se presentan Y el 76% evalúa como buena y muy buena la utilidad del libro en el proceso de aprendizaje.

***

En síntesis, el libro cumple más que a cabalidad con el propósito expresado en el primer renglón del prólogo de la primera edición de “mejorar el entendimiento y la enseñanza de la economía colombiana” y es lectura obligada no solo para estudiantes universitarios sino para cualquier profesional interesado o que desee adquirir conocimiento sobre la economía del país. Es, como lo manifestó el rector de la Universidad del Norte, Adolfo Meisel en el evento virtual de lanzamiento de la nueva edición, un “bien público”.

Este debe ser un libro de consulta para los funcionarios públicos, para los políticos y para los periodistas. Porque es bien sabido que el mejor y más amplio conocimiento de los principios económicos y de la forma en la cual funciona la economía colombiana, mejora la calidad de su manejo y, por consiguiente, el bienestar de todos los colombianos.

Felicitaciones, también, a Fedesarrollo por haber apoyado esta publicación desde su primera edición. Como recordamos hace unas semanas cuando se celebraron sus 50 años, desde sus inicios Fedesarrollo consideró como una de sus prioridades la elaboración y publicación de textos para la enseñanza de la economía en Colombia. Con la cuarta edición de este libro, Fedesarrollo logra, una vez más, ese propósito.

Carlos Caballero Argáez
Exministro y excodirector de la Junta Directiva del Banco de la República.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes