Otros Columnistas
Coyuntura

Líderes de las TIC en el mundo

India reconoce que, si bien su base demográfica es una oportunidad, ella también está compuesta por la mayor masa de iletrados de la tierra.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 22 de 2019
2019-12-22 05:18 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hace un par de años, Shashi Tharoor, el agudo escritor, exministro de educación y de exteriores de India, polemista con alta capacidad para suscitar debates internacionales, armó la controversia en un certamen organizado por Unesco y el Ministerio de Educación de los Emiratos Árabes Unidos al declarar que era más difícil para un joven de su país ingresar a uno de los reputados Institutos de Tecnología de India - IITs que obtener una plaza en Harvard University para un estudiante de alto nivel internacional.

“Somos el país más joven del mundo, tenemos 560 millones de personas menores de 25 años, en el intervalo entre 10 y 19 años contamos 225 millones”.

No es simplemente un dato demográfico. Significa que para los próximos 30 o 40 años, la nación india poseerá la más grande fuerza de población económicamente activa, entrenada y dinámica a escala global, mientras una buena parte de los pobladores de países poderosos, incluyendo los de Europa y China, habrá envejecido.

El asunto clave, según el líder parlamentario, será educación y formación profesional moderna. La tarea es de gran magnitud. India reconoce que, si bien su base demográfica es una oportunidad, ella también está compuesta por la mayor masa de iletrados de la tierra.

Tharoor encontró que cualquier estudiante graduado en un IIT de India, obtiene una beca de estudios de postgrado en una Universidad norteamericana pues su promedio será más alto que el de los graduados en Estados Unidos.

Recordó entonces a manera de anécdota la respuesta del fundador de Infosys, Narayana Murthy, al ser preguntado por el destino de su hijo que concluía su bachillerato: “Va a tratar de ingresar a un IIT pero no sabemos si lo vaya a lograr, si su resultado no le alcanza, vendrá a Harvard acá en los Estados Unidos”.

Harvard en aquel entonces captaba al 10% de los postulantes más calificados, el porcentaje de los admitidos en un IIT de india era del 0,01%. Los IIT han alcanzado el primer nivel, sin embargo, el problema es la empleabilidad del profesional egresado de universidades tipo medio , ya que no muestra conocimiento y habilidades suficientes para su inserción laboral plena.

Tharoor culpa a lo que denomina la cultura del examen, de la nota y de lo que en Colombia equivaldría al puntaje Icfes. Mensaje para los educadores y las instituciones colombianas, severa crítica a los rankings de colegios de secundaria y a la propedéutica dominante en nuestra educación media, la cual genera bachilleres que no saben disertar ni escribir.

Los jóvenes indios que llegan a las más avanzadas escuelas y compañías no constituyen una muestra representativa de toda la juventud de ese país pero crean correlaciones y proyecciones globales para el tejido empresarial indio y son un destacamento de alta incidencia en el desarrollo ético y humano de escenarios determinados por el big data, la inteligencia artificial, y la emulación por el poder mundial a través de la información y su procesamiento.

¿Quiénes son los nacidos en India que hoy lideran las firmas más importantes de TIC en el mundo?:

–Sundar Pichai, CEO de Google. Convirtió a Chrome en el buscador más popular del mundo. Su familia accedió al primer teléfono cuando él tenía 12 años, se hizo ingeniero en un IIT y obtuvo beca en Stanford.

–Satya Nadella, CEO de Microsoft, estudió en Manipal Institute of Technology, en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee y en la Universidad de Chicago.

–Shantanu Narayan, CEO de Adobe Inc, la empresa que redujo los precios de acceso a la nube y creó un ecosistema de software para estudiantes y profesores.

–Dinesh Paliwal, CEO de Harman International Industries, proveedor de sistemas de audio, información y entrretenimiento. Estudió en el IIT de Roorkee.

La lista se extiende a otras grandes compañías como Pepsi, Master Card, así como a grandes proveedores de software del mundo y a muchos de los unicornios basados en aplicaciones para telefonía móvil.

En el evento anual del gremio de TIC en Mumbai, Som Mittal, entonces Presidente de Nasscom me dijo: “Claro, la meritocracia cuenta, pero estos jóvenes brillan por su talento, su fuerza creativa y se labran su futuro trabajando muy duro”.

La fortaleza de un inglés perfecto es otro punto a favor de esta generación frente a sus émulos de otros países asiáticos. El desafío para India es lograr que los ejecutivos de esta generación proyecten negocios y asuman cargos de dirección de empresas en territorio indio, Las condiciones de entorno y la dotación de factores son diferentes y en ocasiones inconvenientes.

El poliedro tiene todas las aristas que dan certeza estratégica. Muestra con claridad a India como uno de los actores que va a modificar el mapa global del talento humano. Al fenómeno descrito se añade la condición del pueblo indio para hacerse con las fortalezas del razonamiento abstracto y la aptitud matemática. No en vano, entre los logros de esta civilización se cuentan invenciones como el número cero y el ajedrez.

Hace poco más de un lustro nos encontrábamos con el exministro de TIC Diego Molano promoviendo inversiones de compañías Indias en Colombia. Estábamos con altos ejecutivos de firmas como Wipro, TCS e Infosys quienes vaticinaron este fenómeno de jóvenes talentos al frente de las grandes empresas de Nasdaq. Coordinaba la reunión Sam Pitroda, señalado como el gurú del proceso democratizador de las Tic en India.

Escalando la pata de la mesa llena de documentos, apareció una cucaracha. Los colombianos retrocedimos un tanto. Pitroda, aplicando el precepto contenido en el vocablo sánscrito ahimsa, ese que nos habla del respeto por la vida de todos los seres capaces de sentir, la retiró una y otra vez, suavemente, con su propia mano, el animal porfiaba tal como su especie lo ha hecho desde siempre.

Finalmente, Pitroda ofreció excusas y procedió a estampillarlo con una pesada carpeta. La reunión prosiguió, hablamos de agricultura digital, de los sistemas de provisión para la economía campesina que aparecerían en estos años tales como el “Uber Tractor” que transformó los servicios de mecanización agrícola, del nanocrédito abierto para liquidar el gota a gota. Tales predicciones se han ido cumpliendo.

Empero, dadas las penosas condiciones sanitarias de Nueva Delhi y el lamentable deterioro ambiental, la cucaracha sigue ahí y queda mucho por hacer en materia de inclusión y defensa de todas las formas de diversidad en esa nación de todos los colores, de todos los contrastes.

Juan Alfredo Pinto Saavedra
Ex embajador en India

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes