Otros Columnistas
columnista

¡Perdonémonos todos!

La historia no es como la pintan, solo la sabe el que la vive.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
mayo 20 de 2019
2019-05-20 09:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Según las declaraciones del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, en la que le exige a España y al Vaticano perdón por las “atrocidades” de la conquista de finales del siglo XV, veamos por qué tendríamos que pedirnos perdón todos los seres humanos que habitamos en el planeta.

Oro, especies vegetales y nuevos animales fueron la base para que comenzara un trueque internacional en la que, los hijos de los Reyes Católicos, su nieto, el emperador Carlos V, y José Bonaparte, comandarían esta cruzada de conquista americana en la búsqueda de una legitimación del poder. Legitimaciones de poder que traían consigo guerras bélicas, económicas y hasta silenciosas.

Muchas culturas desde los egipcios, judíos, católicos, pasando por los romanos, cartaginenses, griegos, persas, ingleses, galos, germanos, fenicios, bizantinos, mongoles, íberos, musulmanes, chinos, otomanos, vikingos y celtas, han estado relacionados con las conquistas de los territorios. Incluso imperios indígenas cercanos a nuestras tierras americanas como los sioux o dakotas, ylamas, mayas, aztecas, caribes, zenúes, tupinambos, incas, guaraníes, han tenido un importante apartado en la historia de las conquistas territoriales.

Estas han estado ligadas al mando de hombres como Alejandro Magno, los Césares romanos, Aníbal, Carlomagno, Darío, Napoleón, Bolívar, San Martín, Fernando e Isabel, Tupac, Bahamonde, Franco, Zipa, Hitler, Hussein, Eisenhower, Perón, de Gaulle, Washington, Benito Juarez, en los que según el político e historiador José Antonio Vaca de Osana han tenido roles desde pacifistas, antimilitaristas y belicosos pasando por guerreros y acomodados.

La historia no es como la pintan, solo la sabe el que la vive, pues quien la cuenta tiene su interpretación de los hechos. Amin Maalouf, en su libro Las cruzadas vistas por los árabes, cuenta que el historiador Kurdo Ibn al-Atir explicaba cómo a los judíos, en una de las cruzadas, los cristianos los reunieron en su sinagoga y allí los habrían quemado vivos, contradiciendo la versión cristiana. Así mismo, Bartolomé de las Casas en su obra Brevísima relación de la destrucción de las Indias, se limita a contar todos los hechos de aquellas atrocidades del proceso de colonización desde el punto de vista cristiano, a sabiendas de que la propia reina Isabel I de Castilla habría ordenado que se respetara la vida de los indígenas según su propio testamento.

Tal vez si España no nos hubiese conquistado y colonizado, estaríamos al mando de los otomanos, pues, con gran fuerza venían con su imperio por el norte de África y si hubieran pasado el Atlántico, seríamos musulmanes, o franceses, si el Barón de Pointis hubiera tenido éxitos en su canal de conquista a Cartagena, o ingleses, si Francis Drake nos hubiera hecho suyos. O tal vez seríamos orientales, pues se ha demostrado que existió un proceso de migración del país oriental a las costas peruanas, o quizá vikingos, ya que desde el norte de Inglaterra viajaron al norte de América, antes, incluso, de que Cristóbal Colón tocara estas tierras.

En ese sentido, tendríamos que exigir que los franceses, otomanos, españoles, cartaginenses, romanos, vikingos, árabes, ingleses, persas, griegos, fenicios, nos pidieran perdón, y, es más, internamente tendríamos que pedirles perdón a los caribes, a los nutibaras, zenúes, motilones y muiscas por las atrocidades belicosas de intentar conquistas territoriales, para que de verdad fuera el año de la reconciliación. ¡Pidámonos perdón mejor entre todos, por todo y para todo!

Luis Felipe Chávez G.
Historiado

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado