close
close
Otros Columnistas

Más humanidades en las escuelas de negocios

Esto con el fin de entender el mundo complejo en el que van a desempeñarse los graduados en un mundo que no parece que viene fácil.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
noviembre 15 de 2022
2022-11-15 12:38 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

No hay refugio más seguro que lo que ya se conoce. Incluso cuando es insuficiente para entender el mundo y prepararse para los cambios que vienen. Desde la mediocridad, dan la falsa sensación de que todo está bajo control. Y como saben los empresarios curtidos, hay que temerles más a las aguas mansas. Nada más torpe que descartar lo que no se entiende.

La mejor manera de salir de esos refugios seguros es una buena formación en humanidades que ahonde en viejos paradigma y explore los nuevos. Una formación que le permita a los estudiantes explorar el canon y que también los forme para cuestionarlo. Una educación que los entrene para ver las costuras de las teorías de moda y usarlas a su favor. Una caja de herramientas que los lleve a anticiparse al futuro que no podemos predecir.

Un estudiante de negocios tiene que saber que las discusiones sobre la administración contemporánea tienen un origen pragmático anclado en el rápido crecimiento de las empresas durante la segunda revolución industrial. Pero también, que epistemológicamente, vienen una conversación entre la economía y la sociología que Max Webber hiló magistralmente en su obra.

Sobre todo, tiene que saber que estos paradigmas, afortunadamente, están en constante discusión por aproximaciones posmodernas que cuestionan estos fundamentos, y que invitan a ver la realidad social como un proceso complejo que se teje desde múltiples espacios y miradas, incluyendo los medios, el Estado, las industrias, y por supuesto, los mercados. Y que, como en todo, en esta camada hay unas propuestas mejores que otras.

Por lo demás, un estudiante de administración debe tener una formación humanista para entender su mercado. Los nuevos consumidores quieren marcas auténticas y relevantes culturalmente. Esto, traducido al español, implica marcas que entiendan la importancia de la identidad individual y de grupo para los nuevos consumidores. Tener un ojo crítico para ver el mundo y su proceso de transformación es precisamente el que le va a permitir identificar oportunidades y balancear los riesgos a la hora de tomar decisiones de negocios.

La forma fácil de descartar una formación integral en humanidades en la administración es decir que a las clases en las que se enseñan les falta rigor, clásica falacia ad hominen. Es el argumento del que dice que el arte acabó en el siglo XIX porque no entendió lo que pasó después, del viejo del meme que les grita a las nubes.

Necesitamos más humanidades para salir de los refugios cerrados y entender el mundo complejo en el que van a desempeñarse los graduados de administración que, por lo demás, no parece que viene fácil.

CRISTINA VÉLEZ VALENCIA
​Decana Escuela de Administración Universidad Eafit

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes