close
close
Otros Columnistas

Minería regenerativa para Colombia

Renunciar a ella tiene implicaciones muy complejas. La buena noticia es que sabemos cómo hacerlo.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
junio 29 de 2021
2021-06-29 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

El debate sobre minería en Colombia debe superar la polarización que tanto daño ha hecho al país. No se trata de discutir sobre si hacer o no minería, sino de encontrar los mecanismos para garantizar que esta sea sostenible, responsable, moderna y sustentable.

La transición energética, proceso que avanza con paso firme, requerirá de metales como el aluminio, cromo, cobre, hierro, litio, manganeso, plata, acero y zinc, que serán necesarios para la construcción de los sistemas de energía verde.

El cobre será un mineral esencial. Una planta solar, por ejemplo, necesita en promedio 5,5 toneladas de cobre para generar 1 megavatio de energía. Una batería, de 3 a 4 toneladas por megavatio almacenado y un parque eólico, entre 2.000 y 6.000 toneladas según la capacidad de generación. Además, el mercado de vehículos eléctricos necesitará más de 250.000 toneladas por año para cubrir la demanda de estas tecnologías. Ahora bien, para el desarrollo de un proyecto minero responsable, sostenible y con impactos ambientales positivos se hace necesaria la adopción de tecnología de punta que permita medir las variables en tiempo real, hacer predicción de la producción, garantizar la seguridad de todo el capital humano, lograr eficiencia en el consumo energético y atraer el mejor talento de la región.

Precisamente, ese tipo de tecnologías son las que AngloGold ashanti ha propuesto para la mina subterránea en Quebradona, buscando convertir a Jericó y a Colombia en ejemplo y referente de minería del más alto nivel innovador y tecnológico, enmarcada en el propósito de generar progreso social, económico y ambiental en la región.

Así, hemos planteado, por ejemplo, usar vehículos que tienen la capacidad de moverse de manera autónoma y que pueden ser controlados a kilómetros de distancia. También queremos implementar un hub de IIoT (Industrial Internet of Things), un cerebro que conectará más de 20.000 sensores que tendrá la mina y todos los datos generados para hacer analítica avanzada y predicción, llegando a aplicar en algunos frentes inteligencia artificial que nos permita aprovechar las lecciones aprendidas y predecir fallas, hacer planeación automática y tomar decisiones anticipadas.

Una minería de esta categoría aportará al desarrollo de talento minero digital, la generación de un ecosistema de proveedores más sofisticados, la creación de nuevas startups que puedan aportar en la mejora de soluciones y nuevas líneas de investigación y desarrollo tecnológico que necesita el país para que la minería bien hecha se vuelva un referente global y aporte al futuro energético en el mundo.

El país necesita una minería regenerativa, sustentada en el capitalismo consciente, que ayude a mejorar las condiciones de bienestar de la gente, que proteja los ecosistemas y que sirva como fuente de adopción de nuevas tecnologías y desarrollo de innovaciones. Renunciar a ella tiene implicaciones muy complejas. La buena noticia es que sabemos cómo hacerlo.

JUAN CAMILO QUINTERO
Gerente de Asuntos Corporativos e Innovación de AngloGold Ashanti

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes