close
close
Otros Columnistas

Organizando la casa

Que estemos organizando la casa no desconoce que pueda seguirse remodelando en varias de sus fachadas.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
junio 15 de 2022
2022-06-15 08:31 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Tras la crisis social y económica más severa de la historia, el principal mensaje que deja el nuevo Marco Fiscal de Mediano Plazo es que estamos organizando la casa, con una ruta de prosperidad pavimentada a futuro.

En el peor año de la pandemia, la pobreza ascendió a 42,5%, el desempleo alcanzó el 15,7% de la población económicamente activa, el PIB se contrajo 7% y la deuda neta ascendió a su máximo histórico.

Hoy, hay mejoras sustanciales en los indicadores. Colombia registró tasas de crecimiento de 10,7% en 2021 y de 8,5% en el primer trimestre de 2022.

Por supuesto, la importancia de la reactivación del PIB es su transmisión a los indicadores sociales. Aquí hay que resaltar el avance en el empleo. A abril de 2022, la recuperación de los ocupados frente al peor mes de la pandemia superó el 90%.
¿A qué se debe este repunte? A la resiliencia de la economía. También hay que reconocer que la tríada de soluciones que implementamos fue determinante.

Primero, haber triplicado los recursos destinados a programas de transferencias monetarias evitó que 1,8 millones de personas estuvieran en situación de pobreza en 2021. Segundo, se estima que los programas de estímulo al empleo han logrado proteger más de 6 millones de trabajadores y crear cerca de 400 mil nuevos puestos de trabajo entre 2020 y lo corrido de 2022.

Tercero, la ejecución del plan de vacunación, aunado a los estímulos al crecimiento, han permitido minimizar los efectos persistentes de la pandemia.

Adicionalmente, el plan financiero más actualizado refleja un sobrecumplimiento de las metas fiscales de 2021-2022, de manera que el balance fiscal acumulado, sería 3,0 pp superior al que se esperaba un año atrás. Este esfuerzo permite una reducción de la deuda neta hasta 56,5% del PIB.

Hace un año la expectativa era que la deuda neta se ubicaría en 60,7% del PIB en 2032, siempre y cuando se gestionaran recursos adicionales por 0,6% del PIB entre 2023-2026. Hoy, las cuentas fiscales permiten cumplir con la Regla Fiscal, sin necesidad de nuevas fuentes de ingreso.

Cabe señalar que la deuda neta llega al ancla de deuda en 2024 y se ubica por debajo de esta en el mediano plazo.

Para 2023, el plan financiero plantea un escenario favorable en varios frentes. Para empezar, los ingresos aumentan sustancialmente frente a 2022. Además, en el plan propuesto, la inversión pública alcanza un monto significativo, de 2,2% del PIB. Finalmente, ese aumento en recursos permite pagar $19,1 billones del déficit estimado del FEPC correspondiente a 2022, cumplir con la Regla Fiscal y generar un superávit primario.

Que estemos organizando la casa no desconoce que pueda seguirse remodelando en varias de sus fachadas. El lote queda en condiciones adecuadas para que los nuevos arquitectos sigan fortaleciendo la estructura, construyendo sobre lo construido.

José Manuel Restrepo Abondano
Ministro de Hacienda y Crédito Público.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes