close
close
Otros Columnistas
opinión 

Reactivación económica y medioambiental a través del gas doméstico

Gobierno debe poner un mayor énfasis en el desarrollo de los recursos nacionales de gas natural para estimular la economía en corto y mediano plazo. 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 13 de 2020
2020-09-13 10:26 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La desafiante situación económica y social generada por la pandemia actual en Colombia eventualmente conducirá a una reactivación económica durante los próximos 2 años. Esto, y el importante papel que juega el gas natural en la transición hacia energías más limpias durante los próximos 30 años, posiciona a la industria nacional del gas natural para desempeñar un papel clave, tanto en la creación de empleo y crecimiento económico, como en lograr un medio ambiente más limpio.

El sector del gas natural es un gran contribuyente al país con inversión extranjera directa, creación de empleo, aportes fiscales, pago de regalías, y desarrollo regional. El sector nacional del gas natural genera actualmente más de 100 mil empleos bien remunerados para los colombianos, paga al gobierno nacional más de 670 mil millones de pesos anuales en regalías y cientos de miles de millones de pesos en impuestos, da empleo a miles de proveedores de bienes y servicios locales y realiza inversiones a largo plazo en las comunidades locales.

Afortunadamente, Colombia tiene importantes reservas probadas y probables de gas natural descubiertas en yacimientos convencionales, que garantizan la autosuficiencia del país por más de 12 años a la tasa de consumo actual. Más importante aún, Colombia tiene un tesoro nacional para el desarrollo social, ambiental y económico que se encuentra en el inmenso potencial de gas que tiene el país tanto en tierra como en alta mar. Los estudios técnicos del potencial de recursos exploratorios de gas natural que tiene Colombia realizados por entidades respetadas como la UPME, USGS (Servicio Geológico de los Estados Unidos), EIA (Administración de Información de Energía de los Estados Unidos) y Naturgas, destacan un potencial de hasta 64 trillones de pies cúbicos de recursos exploratorios de gas natural en Colombia, equivalente a aproximadamente 20 veces las reservas probadas actuales. Este potencial es suficiente para abastecer la demanda actual durante aproximadamente 160 años.

A pesar del inmenso potencial que tiene Colombia en recursos nacionales de gas natural, el gobierno propone la construcción de una segunda planta de regasificación, la Planta de Regasificación del Pacífico para importar gas natural extranjero. El gobierno propone que la nueva planta sea pagada por el consumidor colombiano de gas natural, aunque dicha planta será propiedad de inversionistas privados. En condiciones normales, el gas natural importado le cuesta al consumidor colombiano al menos el doble que el gas natural producido en el país, un costo que pocos consumidores colombianos pueden pagar.

La construcción de la Planta de Regasificación del Pacífico ubica al productor nacional de gas natural colombiano en clara desventaja. Por un lado, el gobierno subsidia la importación de gas extranjero, esto a pesar de que el gas importado es más caro que el gas doméstico, crea mínimos empleos nuevos para los colombianos, paga poco o ningún impuesto o regalías y no realiza inversiones en las comunidades locales. Al subsidiar la construcción de la planta, el gobierno pone en peligro el crecimiento de la industria nacional del gas natural. En lugar de fomentar un mayor desarrollo nacional de gas natural, que conduce a una mayor inversión extranjera directa, crea miles de nuevos empleos para los colombianos, paga miles de millones de pesos en impuestos y regalías cada año y realiza inversiones a largo plazo en las comunidades locales, el gobierno elige subsidiar la importación de gas natural extranjero a través de un nuevo proyecto de regasificación a un mayor costo para el consumidor de gas natural y con poco beneficio para la economía colombiana.

Con respecto a las políticas en materia de gas natural, el gobierno debe poner un mayor énfasis en el desarrollo de los recursos nacionales de gas natural para estimular la economía en el corto y mediano plazo y cumplir con sus compromisos con el medio ambiente a través de la transición energética en el largo plazo. El gobierno debe asegurarse de que la Planta de Regasificación del Pacífico, y cualquier otro proyecto de importación de gas natural, compita de manera justa con la producción nacional de gas. Un paso hacia la nivelación del campo de juego es garantizar que no se otorguen subsidios a los proyectos de importación de gas natural, subsidios que se transfieren al consumidor de gas, lo que sofocará la demanda y privará a Colombia del empleo y los ingresos fiscales que tanto necesita.

Charle Gamba
CEO of Canacol Energy

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes