Otros Columnistas
columnista

‘Respice totus’

De esto se habla mucho en el sector privado y empresarial, pero poco en lo público.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 01 de 2020
2020-12-01 09:20 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Mucho se habla de la necesidad de la internacionalización, de tener una agenda en línea con la globalización, y de la posibilidad de acceder a otros mercados y destinos. De esto se habla mucho en el sector privado y empresarial, pero poco en lo público.

Sin embargo, la noción de tener una diplomacia o presencia internacional clásica o rígida se ha venido flexibilizando desde el Siglo XX con las herramientas de la diplomacia paralela y la internacionalización institucional, haciendo de esta una agenda técnica, homóloga y mucho más eficiente que la del clásico relacionamiento estatal.

Ejemplo de ello son las redes de ciudades, los hermanamientos, las organizaciones deportivas y culturales, y los avances del Soft Law, así como el rol protagónico de ciertas entidades en sus Estados, las cuales están en la capacidad de ejercer una cooperación internacional técnica y especializada.

En ese mismo escenario, la internacionalización obliga a las entidades domésticas a tecnificarse, mejorar su talento humano, invertir y privilegiar el uso de idiomas y tecnologías, y en tener representantes con experiencia internacional, así como con la capacidad de influir positivamente en la agenda global en el marco de sus competencias.

En lo personal he trabajado en las entidades de la diplomacia clásica como el Ministerio de Relaciones Exteriores y las organizaciones internacionales, así como en la nueva diplomacia descentralizada como responsable de las relaciones internacionales del Distrito Capital.

Sin embargo, debo decir que el tecnicismo, la especialidad, pero en especial la gran capacidad e impacto local y global de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), la hace una escuela inmejorable para la diplomacia paralela.

El papel destacado de la SIC en el ingreso de Colombia la Ocde, su relacionamiento bilateral con sus pares internacionales, y su protagonismo multilateral en la OMPI, OEA, Unctad y las redes como Icpen, ICN y Gpen, entre otras, la hacen un jugador internacional de primer nivel.

Ahora que Colombia es miembro de la Ocde, la SIC como autoridad de competencia, consumidor y datos personales, ha encontrado en esa organización un escenario inmejorable para combinar el derecho, la economía, la política internacional y el relacionamiento estratégico.

En estas últimas dos semanas la SIC se anotó dos nuevos éxitos internacionales, lo que complementa el éxito de la agenda internacional 2018 - 2019 en donde fuimos sede de la reunión mundial del ICN, fuimos Presidentes de Icpen, y ahora que concluye el 2020 debo destacar que fuimos elegidos copresidentes del Comité de Abogacía del ICN, Presidentes de la Red de Consumo Seguro y Salud de la OEA y, por primera vez en la historia, un colombiano, el suscrito, fue elegido miembro del Bureau del Comité de Competencia de la Ocde (2021), en donde compartiré asiento con mis pares de Alemania, Reino Unido, Japón, México, Canadá, Australia, Grecia, Noruega, Corea, Noruega, Portugal, Suiza y la Unión Europea.

Creo que debemos alegrarnos y enorgullecernos de estos espacios, en donde Colombia no solo cuenta con la tercera mejor agencia de competencia del continente, sino porque ahora uno de los suyos estará sentado en el foro más importante del mundo sobre competencia.

Andrés Barreto González
Superintendente Industria y Comercio.
superintendente@sic.gov.co

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes