VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Otros Columnistas
Coyuntura

Sector construcción sin sexismo

La visión femenina permite alcanzar una transformación positiva para la industria.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas

El reto de la equidad de género empieza por reconocer la importancia y el valor agregado que tienen los espacios donde se potencia la diferencia para considerarlo como una ventaja competitiva.

En la construcción, las mujeres tenemos una oportunidad enorme para apropiarnos de más espacios en un sector que suele asociarse sólo con el género masculino.

Una mujer no debería elegir entre ser madre o trabajar en el sector, de la misma forma que un hombre no tiene que hacerlo.

También las mujeres podemos aprender a manejar cualquier tipo de maquinaria, y con conocimiento técnico podemos usar las herramientas que se requieren en una obra; pero es necesario que destaquemos estas posibilidades para que existan más obreras y maestras participando en los proyectos.

Ahora, en Cundinamarca y Bogotá las mujeres contamos con un lugar de mayor representación en la industria.

Junto a Juana María Serna de Cemex Colombia y Clariana Moreno de Datacrédito; somos la representación más importante de mujeres en Camacol Bogotá y Cundinamarca, con el liderazgo de Alejandro Callejas como Gerente Regional, y destacando el importante rol que cumple Sandra Forero en la Presidencia de Camacol Nacional.

Ya existen iniciativas en el sector que le apuntan a eliminar las brechas de género, y proyectos con mujeres -incluso madres cabeza de familia- que crecen por su talento y disciplina hasta convertirse en líderes en las obras.

Estos también son espacios para nuestro desarrollo y crecimiento que más mujeres pueden aprovechar entendiendo las vacantes de empleo que se ofrecen, directamente en terreno, y también en operaciones en las empresas que configuran el encadenamiento productivo.

El respeto, por supuesto, es fundamental en todas las obras y es clave que como constructores podamos favorecer un ambiente para que las mujeres trabajen de manera libre y segura en esos entornos.

Es importante recordar también que los hombres juegan un rol fundamental en la construcción de una sociedad equitativa.

Por supuesto, debemos reconocer la apertura de muchos colegas a la participación de las mujeres en escenarios de toma de decisión, y es de aplaudir que esto se dé sin ningún tipo de condescendencia.

Nuestra visión, talento y perspectiva permiten alcanzar una transformación positiva del sector y de la sociedad.

Ser parte del presente en el que se vive esta transición es una gran responsabilidad con las generaciones anteriores de mujeres, quienes nos han abierto el camino, así como con las actuales y futuras, que confían en un mundo más incluyente.

Es nuestra responsabilidad empoderar a más niñas y mujeres para que encuentren espacios para desarrollarse, apuntando a lo que plantea el Objetivo de Desarrollo Sostenible #5, de igualdad de género.

Sin duda, las mujeres seremos protagonistas del futuro. Es un objetivo en la construcción, al igual que en muchos otros sectores, y cada día más debemos impulsar el progreso hacia ese ideal donde sea posible acceder a las oportunidades, sin distinción de género.

Si nos va bien a todos los constructores y empresas de la industria, donde las mujeres tengamos una participación más equitativa, con seguridad a Colombia le irá cada vez mejor. 

Susana Peláez 
Gerente de Negocio de Cusezar.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes