Otros Columnistas
Columnista

Sostenibilidad, nuestra ruta

Habrá una transformación enfocada a medir y evaluar el impacto de los instrumentos de financiamiento e incentivos a producción y el desarrollo rural.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 11 de 2021
2021-01-11 05:40 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Finagro celebra 30 años atendiendo las necesidades de acceso a instrumentos financieros, en condiciones de fomento, de todas las cadenas de valor del sector agropecuario, desde la producción, pasando por la transformación, hasta la comercialización.

Además, como socio estratégico del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, lo ha apoyado en la implementación de la política pública de crédito agropecuario y gestión de riesgos.

Los avances son destacables: en los últimos 15 años el porcentaje de productores agropecuarios que han accedido a crédito ha aumentado 39 puntos porcentuales de 11% a 50%, o la cartera de Finagro, como porcentaje del PIB agropecuario, 24 puntos porcentuales de 14% a 38%.

No obstante, la inclusión financiera y la profundización debe seguir aumentado al menos para cerrar las brechas con los habitantes de las ciudades. El Conpes de Inclusión y Educación Financiera o el último informe de Banca de las Oportunidades apoyan esta opinión.

En tal sentido, y más aún bajo la coyuntura actual, es necesario redoblar esfuerzos para seguir trabajando por la sostenibilidad del sector y reflexionar sobre el rol de la banca en el desarrollo rural sostenible.

En Finagro, somos conscientes de que el acceso al financiamiento es fundamental para promover la productividad y competitividad de todo el complejo agroalimentario, ya que permite mejorar los procesos productivos, la integración horizontal y vertical con diferentes procesos agroindustriales y aumentar los ingresos a lo largo de la cadena de valor, y, por esta vía, la calidad de vida de la población rural. Además, los servicios financieros de ahorro y los seguros les permiten a los productores absorber choques adversos como caídas súbitas de precios, la apreciación del tipo de cambio o la pérdida de la cosecha.

Es por esto que, en el marco de la conmemoración de los 30 años de Finagro, nos hemos planteado retos que permitirán agregar valor a todo el sector, desde la “granja a la mesa”.

Avanzamos en el proceso de acreditación al Fondo Verde del Clima para ratificar nuestro compromiso con la política ambiental; trabajamos por construir una política de equidad de género que tendrá efectos en nuestros grupos de interés.

Además, trabajamos en el diseño de instrumentos de financiamiento que aumenten el ingreso de los pequeños empresarios del campo, acompañándolos con una oferta no financiera para que articulen sus proyectos de negocio con las cadenas productivas y garantizar que la producción responda a lo que el mercado quiere en un marco de respeto y protección ambiental.

Lo anterior generará una transformación importante enfocada a medir y evaluar la manera en la que los instrumentos de financiamiento e incentivos están impactando la producción agropecuaria y el desarrollo rural.

Nuestra carta de navegación se enmarca en la sostenibilidad, lo que significa que avanzamos en la adaptación y creación de productos que integren criterios de responsabilidad ambiental, económica y social, que aumenten el acceso a servicios financieros, programas de educación financiera que fortalezcan las capacidades para que los habitantes rurales tomen mejores decisiones y eleven su nivel de bienestar.

Dairo Estrada
Presidente de Finagro.
daestrada@finagro.com.co

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes