Otros Columnistas
análisis

Transformación productiva de pymes hacia una economía circular

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca emprende una ambiciosa apuesta para impulsar el cambio de las pequeñas y medianas empresas.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
febrero 19 de 2019
2019-02-19 07:25 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Cundinamarca es el epicentro de un programa que sostiene su compromiso con la transformación productiva y la economía circular. La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) emprende una ambiciosa apuesta para impulsar la transformación productiva de las pequeñas y medianas empresas (Pyme) en su jurisdicción, al auspiciar la sexta edición del proyecto Red de Empresas Sostenibles (RedES-CAR): ejemplo de colaboración empresa-gobierno-academia, operado por la facultad de Administración-Universidad de los Andes con la colaboración de la Universidad Javeriana, la Minuto de Dios, la Piloto y la del Bosque.

Pocas veces un organismo del Estado mantiene activo un programa por varios años consecutivos, con cambio de gobierno de por medio. RedES-CAR comenzó en 2013, con la participación de 4 empresas ancla y 38 proveedores pyme. Para fines de 2018, participaban 28 empresas ancla y 335 pyme. En 2019, RedES-CAR apunta a más de 200 empresas adicionales, llegando a una comunidad de más de 600 empresas participantes mediante cuatro rutas o frentes de trabajo:

1. Encadenamientos productivos para generar proyectos de producción más limpia: este frente busca mayor eficiencia, es decir, producir más con menos en la cadena de suministro. La meta para 2019 es conformar 14 cadenas con 140 empresas.

2. Cadenas de simbiosis industrial: este frente propicia colaboración: aprovechar los desperdicios de una empresa como insumos de otra, o compartir servicios e infraestructura. Apunta a conformar 4 cadenas con 40 empresas.

3. Cadenas de gestión integral del agua: esta edición del programa inicia una nueva ruta: Gestión Integral del Agua (GIA). Se ejecuta mediante la acción colectiva para la gestión de recursos hídricos, con una visión territorial asociada a la cuenca. La meta es conformar dos cadenas con mínimo 20 empresas.

4. Reconocimiento ambiental CAR a Empresas Sostenibles (RACES): premia a las empresas con iniciativas de mejoramiento ambiental que aumentan su competitividad. La meta es atraer 25 postulantes y entregar seis premios especiales en especie (a las dos mejores empresas de cada una de las tres categorías: empresa con potencial, empresa proactiva y empresa estratégica).

En conjunto, las cuatro rutas permitirán construir una comunidad de práctica para que las empresas trabajen hacia la sostenibilidad dentro y fuera de sus operaciones. Mientras son ya 77 las empresas del país que han sido reconocidas por la CAR por su desempeño ambiental, que va más allá de cumplir con las normas de la regulación, mediante el programa de reconocimiento Races.

En RedES-CAR, cada empresa diseña su propio proyecto de transformación productiva, orientada por un total de 15 facilitadores certificados, adscritos a las cinco universidades, tanto en la fase de diseño de proyectos como en su implementación. A cada empresa se le hace seguimiento, a manera de llevar la cuenta de los beneficios económicos y ambientales que genere.

Las empresas en el programa han ahorrado más de 33.000 millones de pesos, aunados a beneficios ambientales equivalentes a los impactos de un municipio con 50.000 habitantes.

De otro lado, RedES-CAR contribuye a fortalecer la baja productividad que distingue a las pymes y da respuesta al llamado de la Ocde, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros organismos multilaterales, para elevar la muy baja representación de Colombia y los demás países de América Latina, en las cadenas globales de suministro.

En México, en 2006, la Universidad de los Andes aplicó la metodología RedES a gran escala por primera vez. Para 2018 participaban más de 7.000 empresas, lideradas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa, con la colaboración de universidades locales y centros de desarrollo empresarial.

En Colombia, el 24 de enero, la Andi convocó a un evento para hacer conocer la Comunidad de Práctica RedES-CAR, más de 50 representantes de 30 empresas pertenecientes a diversos sectores económicos mostraron su interés en las cuatro rutas hacia la sostenibilidad pautadas para 2019, así como en Races 4ª edición. Voceros de varias empresas que han participado en RedES-CAR comentaron su experiencia con el programa en el pasado y aseguraron su presencia en el mismo a futuro. Carlos Herrera, vicepresidente de Desarrollo Sostenible de la Andi, recalcó la relevancia del programa RedES-CAR para Colombia y la necesidad de que este se convierta en una política pública.

Bart van Hoof y Henrry Gómez
Profesor asociadoy profesor adjunto, Universidad de los Andes.​

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes