Otros Columnistas
Análisis

Turismo en Colombia: ¿de nuevo petroleo... a sector marginal?

Ante todo la actividad de viajar nos enseña, que antes que ser un hecho económico, el turismo es un hecho social.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
junio 01 de 2020
2020-06-01 09:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La Organización mundial de turismo (OMT) generó el 1o de abril un documento bajo el título: “APOYO AL EMPLEO Y A LA ECONOMIA A TRAVÉS DE LOS VIAJES Y EL TURISMO”, dirigido a los gobiernos de los países miembros, así como a la comunidad internacional y sector privado, cuyo objetivo es el llamamiento a la acción para mitigar el impacto socioeconómico del covid-19 y acelerar la recuperación. Vale la pena analizar la evolución de dichos lineamientos en el país.

Es claro, se advierte, que las intervenciones propuestas en el documento se deben hacer basadas en la evolución de la propagación del virus, así como en la duración y magnitud previstas de la crisis sanitaria y económica generada en cada región del país. Los ámbitos de las recomendaciones se dividen en tres: Gestión de crisis, suministro de estímulos y aceleración de la recuperación y finalmente preparación para el futuro.

GESTION DE CRISIS Y MITIGACION DE SUS EFECTOS

La capacidad de recuperación del turismo en crisis anteriores nos ha enseñado que su dinamización influye notoriamente para la recuperación socioeconómica de otros sectores. Ante todo la actividad de viajar nos enseña, que antes que ser un hecho económico, el turismo es un hecho social.

Gracias al encuentro entre un viajero o grupo de viajeros y la comunidad receptora, se genera un intercambio cultural, de comprensión mutua, se propicia implicitamente la paz y se combate la discriminación y los perjuicios que prevalecen entre las personas y las sociedades. Es por ello que un buen análisis debe contemplar de manera armónica los derechos a la salud física, al sustento económico y a la salud mental. Los viajes contribuyen enormemente a fortalecer estos dos últimos derechos de una sociedad.

De los 8 puntos relacionados por la OMT, en gestión de crisis, en Colombia se ha evolucionado positivamente en varios de ellos: la revisión de impuestos, tasas y gravámenes (se postergaron los pagos de renta y el giro de parafiscales entre otros, se bajó IVA para compra de futuros tiquetes aéreos), la promoción y el desarrollo de capacidades digitales y recientemente el incentivo a la retension de puestos de trabajo mediante el subsidio del 40% de SMMLV. El aspecto mas rezagado y que está haciendo agua en el tejido socioeconómico en todo el país es el apoyo a la liquidez de las empresas del sector. También la normatividad y falta de sentido práctico de la DIAN 15 días después de expedido los primeros decretos, no transmiten eficiencia y gestión dentro del estado.

Aunque se han generado las normas, a través de las cuales, los bancos deberían financiar el tejido empresarial (con una garantía hasta del 90% por parte del gobieno nacional a través de Balcoldex), esos dineros en abril y mayo NO HAN LLEGADO SUFICIENTEMENTE A LAS EMPRESAS TURISTICAS. Conozco de primera mano a agentes de viajes y hoteleros, empresarios grandes medianos y pequeños a quienes físicamente los bancos le han dicho en la cara que las empresas de transporte aéreo, hoteles y demás relacionadas con turismo son de alto riesgo y NO APRUEBAN CREDITOS Y/O SI LO HACEN NO EJECUTAN DESEMBOLSOS POR NO AUTORIZACION DEL AREA DE RIESGOS DE LOS BANCOS. Por otra parte no se incluyó explícitamente el turismo en paquetes de emergencia económica y una decisión inminente de congelar recursos de FONTUR de promoción e infraestructura para garantizar la supervivencia del sector no ha sido seriamente contemplada.

SUMINISTRAR ESTIMULOS Y ACELERAR LA RECUPERACION

Este ámbito aún se encuentra seguramente en etapa de estudio por parte del gobierno nacional, pues la agenda, como era de esperarse en una época de pandemia, debe ser enfocada hacia las decisiones prioritarias para proteger la salud de la comunidad.

Este avance se percibe a través de los decretos y reglamentaciones sobre cuarentena, confinamiento y restricciones a la movilidad de la niñez y de los mayores de 60 años, que ha derivado en la coartaciñon de la libertad de desplazamiento.

Por esta razón seguramente no se han proporcionado estímulos financieros para la inversión y las operaciones en el sector del turismo. A las aerolineas latinoamericanas y al sector aeronaútico le ha llegado la hora de su reinigeniería financiera, de servicios y de entrar en un mundo real de cielos abiertos.

Al ser el eje de la movilidad en Colombia frente a la inexistencia de medios ferroviarios, fluviales y mas aún con las precarias redes viales interdepartamentales es necesario buscar fórmulas de solución. Independientemente de que las dos aerolineas mas grandes (Avianca y Latam) se han acogido al “chapter 11”, el servicio aéreo de pasajeros es la sangre que dinamiza la economía de un país, como Colombia.

¿ Será que ya no es estratégico el sector turístico?. No se tienen avances para la facilitación de los viajes, pudiendose ver en otros países (como Suecia) que es la misma comunidad la que se autocontrola y no es vetado desplazarse para la visita de familiares o a desarrollar actividades de paisajismo alrededor de las ciudades.

De igual manera está en deuda la comprensión de lo que pasa en el mercado (sondeos de opinión sobre viajes frustrados por ejemplo) y actuar con rapidez para reestablecer la confianza y estimular la demanda.

Debe proponerse, integrándose sector público y privado el alistamiento de un cronograma que de manera ágil y eficiente vaya permitiendo el libre desplazamiento, y que reitere que el turismo a pesar de esta crisis, sigue siendo visto como un eje o motor de desarrollo; ese “nuevo petróleo” debe estar en la agenda prioritaria de programas de recuperación.

El gobierno y el sector privado están en mora de tener un PLAN DE REACTIVACION DEL TURISMO POR FASES. En esta carrera por el reinicio de la actividad, países como España, México, Perú y Costa Rica han sido mas eficientes.

En términos de tiempo hablamos de organizar a partir de julio, cuando debe terminar el confinamiento, un programa escalonado de facilitación de viajes, primero de carácter local y hacia poblaciones vecinas via terrestre y la activación de rutas aéreas nacionales.

En segundo término (agosto y septiembre) permitir e incentivar los viajes regionales que puedan cruzar otros departamentos, incentivando a la vez el tráfico aéreo entre países fronterizos y apostarle finalmente para que desde octubre 2020 empiece una etapa de normalización en viajes de mediana y larga escala.

PREPARARSE PARA EL MAÑANA

Es claro que para los guias turísticos, las palenqueras de Cartagena, los artesanos, los pescadores del pacífico, los artistas y gestores culturales, así como los dueños de hostales y alojamientos en los diferentes destinos turísticos a lo largo y ancho de todo el país, para citar solo algunos actores, el año económicamente está perdido.

Pero el mayor logro en materia turística, una vez superada esta dificil crisis de la salud, debería ser la SUPERVIVENCIA DE ESE TEJIDO SOCIOECONOMICO.

Sabemos que la recuperación va a ser lenta y se prevé que se consolide a partir de 2021. Lo que debe quedar claro es que para que se dé esa recuperación, es necesario que el segundo semestre 2020 sea efectivamente un período de preparación con acción. Es imposible pensar que sobrevivan las comunidades turísticas receptoras con cero demanda de viajes de julio a diciembre; se debe trabajar simultáneamente en la preparación para el futuro, pero con dinamización en el presente.

Para el año venidero quedarán entonces las asignaturas pendientes en inversión de capital humano, y la mejor comprensión del mercado. Actuando con rapidez para restablecer la confianza podremos estimular los mercados: europeos, norteamericano (USA y Canadá) y asiático diversificando productos y servicios, así como, garantizando el fortalecimiento de la gobernanza del turismo en los niveles locales, regionales y nacionales.

JUAN RODRIGUEZ MEDINA.
Especialista en Planeación y desarrollo de servicios Turísticos
Ryersson Politechnical Institute, Canadá. Becario 1997 SIST-OMT, Roma, Italia.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes