close
close
Otros Columnistas

Zonas Francas

El proyecto de reforma tributaria en materia de ZF está tapando un hueco y abriendo otro hueco.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
agosto 18 de 2022
2022-08-18 08:05 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Las gabelas tributarias de nuestras zonas francas se conceden a cambio de compromisos de inversión y de creación de empleos. Por ejemplo, las ZF especiales de bienes deberán hacer inversiones por un mínimo de $114.000 millones y crear 150 empleos. A cambio se obtienen varios beneficios como una tarifa del 20% (en vez del 35%) para el cálculo del impuesto de renta, y exención del pago de IVA, entre otros.

Por qué conceder estos privilegios al gran capital y no, por ejemplo, a las pequeñas y medianas empresas que son las verdaderas generadoras de empleo? ¿Por qué esta odiosa discriminación con respecto al resto de empresas?

La Comisión de Expertos tributarios de 2015 calificó a las ZF como “uno de los mecanismos más distorsionantes de la equidad horizontal”. Para la Comisión de Expertos de 2021 “los fundamentos del régimen de ZF parecen ser deficientes”. Esta Comisión calculó en $1.858 miles de millones los ingresos tributarios no percibidos en 2019 por las exenciones del IVA, y en $580 miles de millones los no percibidos como resultado de la tarifa del 15%.

El proyecto de reforma tributaria del ministro Ocampo establece que se mantendrá la tarifa preferencial de impuesto de renta del 15% a las ZF a cambio de que éstas adquieran compromisos de exportación. Con esta propuesta el ministro Ocampo quiere matar dos pájaros de un tiro: i) darle una justificación a la discriminación y ii) disminuir el déficit comercial creciente culpable de la mayor parte del desequilibrio de las cuentas externas.

La solución del ministro Ocampo tiene un problema que la hace inviable: la reforma está creando un subsidio a la exportación, consistente en que si las empresas de las ZF exportan un porcentaje equis de las ventas, entonces pagan menos impuestos. Pero los subsidios a la exportación están prohibidos en el mundo.

En los acuerdos comerciales que dieron origen a la OMC (1995), se estableció que los países en desarrollo tenían un plazo de ocho años para desmontar los subsidios a la exportación. Colombia notificó a la OMC que desde 2007 había desmontado todos los subsidios supeditados a compromisos de exportación, incluidos los subsidios de las ZF.

¿Cuál fue el desmonte de los subsidios a la exportación de las ZF? El Congreso, mediante la Ley 1004 de 2005, convirtió los subsidios a la exportación en subsidios a la producción ¿Es decir? La ley mantuvo todos los privilegios de las zonas francas, pero no los condicionó al cumplimiento de compromisos de exportación, sino a compromisos de inversión y empleo. Por eso las exportaciones de las ZF son mínimas.

El proyecto de reforma tributaria en materia de ZF está tapando un hueco y abriendo otro hueco. Lo allí consignado puede ser demandado ante el tribunal de justicia de la OMC o ante los tribunales colombianos. Ante un juez, se puede probar que las ZF de la reforma son un subsidio a la exportación, y que la Ley 170 de 1994, mediante la cual se adoptaron los acuerdos de la OMC, es de mayor jerarquía que la ley tributaria.

Diego Prieto Uribe
Experto en comercio exterior

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes