Ciego, sordo... y tardío

Lo más grave en la actual crisis no fue que los gobiernos hicieran caso omiso de las recomendaciones

Otros Columnista4
POR:
Otros Columnista4
marzo 23 de 2009
2009-03-23 07:57 p.m.

El Gobierno argentino, que había prepagado junto con Venezuela y Brasil sus deudas al FMI para sustraerse a su condicionalidad, le ha pedido reanudar la revisión de sus cuentas, como antesala a la solicitud de créditos. Dicha institución ha aceptado jubilosa, pues tras las acusaciones del Gobierno argentino de que la mala orientación del FMI era responsable de su crisis del 2001, esta solicitud constituye una reivindicación.

Peticiones similares de República Checa y Polonia han posicionado al FMI como fuente de recursos en la actual situación de crisis financiera mundial; que es el objetivo para el que fue creado y que no siempre ha cumplido. Pero si en la crisis de los noventa Estados Unidos bloqueó la creación de un fondo monetario asiático, en la actual crisis dicha iniciativa ya se concretó.

En el documento que el Fondo llevará a la cumbre del G-20 en Londres, reconoce no haber detectado el peligro de la pirámide levantada sobre la base de miles de préstamos de mala calidad, pues careció de avisos oportunos. En palabras de Reza Moghadan, director del Departamento de Política y Revisión, la institución estaba "muy enfocada en los riesgos existentes en los mercados emergentes y no tanto en los países avanzados".

Como las crisis anteriores aparecieron en México, Brasil, Tailandia y Rusia, hubo complacencia con el comportamiento de los países ricos: de una parte, los países desarrollados no han sido receptivos a las opiniones del Fondo y E.U. en lugar de pedirle recursos (lo cual lo colocaría bajo su condicionalidad), prefiere emitir bonos para solventar su déficit; y de otra parte, no ha permitido aún que el FMI supervise su sistema bancario.

En 1997, el entonces gerente del FMI Michel Cam- dessus envió una carta a Tailandia elogiando su manejo macroeconómico, pocas semanas antes de que el país se colapsara. Ello puso en cuestión su capacidad de previsión, para no hablar de la denuncia del Nobel Stiglitz de que dicha entidad clona (utilizando el copy paste como cualquier escolar), los informes de un país para otros.

Lo más grave en la actual crisis no fue que los gobiernos hicieran caso omiso de las recomendaciones del Fondo, sino que dicha entidad no advirtió de la situación. Por contrapartida, el Banco Internacional de Pagos advirtió de los riesgos "claros y crecientes" que amenazaban la estabilidad monetaria mundial. El FMI en cambio, se obsesionó con los desequilibrios fiscales y de balanza, pero no observó los peligros de la desregulación bancaria, pues alucinado con las ideas neoliberales no cree en la validez de la regulación estatal.

A pesar de haber publicado en su revista, textos sobre el tema, (Ver 'Deuda odiosa' de Kremer y Jayachandran), el FMI no ha discriminado las deudas legitimas de las contraídas por los dictadores. Pero ahora que el Senado americano ha condenado a varios bancos por tener cuentas secretas con el dinero robado por Pinochet y que la Unión de Bancos Suizos ha sido obligada a abrir parcialmente el secreto bancario, estamos a las puertas de grandes revelaciones.

Y el FMI, dedicado a repetirle a China las críticas de E.U. sobre la supuesta manipulación cambiaria, va a tener que explicar lo inexplicable. 

beethovenhv@yahoo.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes