Vestido a la moda

Volví convertido en 'lulo', con saco del smoking, corbata Pirry, camisa al garete, la falda del cole

Otros Columnista4
POR:
Otros Columnista4
abril 03 de 2009
2009-04-03 02:53 a.m.

Volví convertido en un 'lulo', con el saco del smoking, la corbata Pirry, la camisa al garete, la falda del colegio de Sara tapándome coquetamente las medias del equipo de banquitas. Y mis tenis Croydon verdes.

Después de asistir a la gala de los Premios TV y Novelas, me acicalé nuevamente el smoking para corresponder a una invitación que determinaba 'corbata negra' como condición de entrada. Ya iba a salir, cuando me llegó la voz de mi hija Sara.

--Papi, ¡qué boleta!: no me digas que te vas a ir con esos zapatos...

Miré mi calzado brillante, que resplandecía como insignia de pulcritud.

--Vístete a la moda, viejo. ¿No te diste cuenta cómo transitaron muchos la alfombra roja? ¿No viste cómo se presentó Ricardo Montaner? Tenis, papi, tenis: esa es la moda.

Como todo padre, trato de cerrar la brecha generacional y de mantenerme flotando en el aire de la eterna juventud. Me devolví y regresé ataviado con el smoking y mis botas Croydon verdes, que conservo intactas desde mi último partido de baloncesto.

--No me digas que te vas a ir con ese corbatín, papito --Sara se tapaba los ojos.

Me ajusté el corbatín que distingue al caballero. ¿Y?
--Eso ya nadie lo usa, papi --continuó Sara--. ¿No viste a Marcelo Cezán? Corbata, papi, corbata.

Me devolví a buscar la corbata negra de seda. Y salía rápidamente con mi nudo impecable, aprovechando la movilidad que me daban los tenis...

"¿Y porqué te la pones ahí?". Le expliqué a Sara que un gentleman usa la corbata en el centro del cuello de la camisa.

--Eso era antes, papá --intervino mi hijo Alejandro, que se sumó a la gavilla--. ¿No viste a Pirry? La usa colgada al cuello. Como si fuera un pito.

El argumento fue contundente. Si Pirry recomienda el Dólex gripa, ¿por qué no la corbata?

Me saqué la corbata y me la anudé al cuello tipo pito, pero Sara insistió en que llevara la camisa a la moda: por fuera, desabotonada y sin mancornas.

--Yo sé que tú eres atrevido --me dijo Sara cuando abrí otra vez la puerta --¿Por qué no vas como fue el acordeonista de 'Sin ánimo de lucro'?

Me acordé enseguida de ese muchacho talentoso, que a la usanza del príncipe Carlos de Inglaterra cuando se pone su atavío escocés, se ajustó la falda del colegio de la hermanita sobre unas medias de lana que debió prestarle la abuelita.

--A ver, papá --intervino Alejandro para interrumpir mi duda--: si la Selección Colombia está integrada por Vladimir, Macnelly, Darwin, Stalin, Christian, Wason y Falcao, ¿por qué tú no puedes vestirte como un escocés?

Volví convertido en un 'lulo', con el saco del smoking, la corbata Pirry, la camisa al garete, la falda del colegio de Sara tapándome coquetamente las medias del equipo de banquitas. Y mis tenis Croydon verdes.

--Se te ve una 'chimba', papi --me dijo Sara.

--¡Ah, no! --le contesté--. Por eso no quería quitarme los pantalones.

--A ver --aclaró Alejandro--: es que así dice Juanes cuando las cosas le parecen super, extra, mega: una 'chimba'.

--Ah...

Salí volado para el lugar. Cuando llegué supe que había dos fiestas. La de 'corbata negra' y una de disfraces. A la primera, no me dejó pasar el portero. En la de disfraces me gané el primer premio y me divertí cantidades, muchachos. 

cgalvarezg@gmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes