close
close
Rafael Herz

Algunas lecciones de Ucrania

Seguirá existiendo un país que se logró oponer con decisión y orgullo a la injustificada y cruel invasión rusa.

Rafael Herz
POR:
Rafael Herz
marzo 17 de 2022
2022-03-17 09:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/03/18/6053d1d1542f0.png

La guerra iniciada por Rusia en Ucrania cumple tres semanas y otorga ya unas lecciones importantes. Por un lado, la falta de cálculo estratégico del dictador Putin. No fue una invasión de pocos días, donde sería recibido como héroe y libertador, viendo al gobierno de Ucrania saliendo a la carrera, sino se ve enfrentado a una población que defiende su país a pesar de una clara inferioridad militar.

Tampoco tenía previsto que Occidente implementara sanciones tan profundas que tienen claras implicaciones en Rusia. Así, el egotista líder ruso, quién ve en la televisión y en las redes sociales instrumentos para mostrarlo como un hombre de gran carisma, se ve debilitado y ensombrecido.

Más aún, las tristes y desoladoras imágenes de los ataques contra civiles muestran al Putin desenmascarado. Un político que bajo la escuela de la KGB asesina o encarcela opositores, influye en elecciones de otros países para debilitar la democracia a nivel internacional, y ahora manda matar mujeres y niños para lograr alguna forma de capitulación.

Otra lección es que efectivamente la alianza de Europa y Estado Unidos reaccionó con sanciones importantes y de manera unificada, aunque claramente tardía. Aún falta un frente claro para parar las importaciones energéticas del país agresor, que logra financiar la guerra con los ingresos de esos productos. Estructuralmente, esto implicará también que los países en el mundo piensen más en su seguridad energética y minimicen la dependencia de un mercado manejado por intereses geopolíticos.

En lo militar, el apoyo ha sido más tenue y cauteloso. Se viene señalando el peligro de la “tercera guerra mundial” al intervenir de manera más decidida. Si bien eso resuena con la población de Europa y Estados Unidos, hubiera sido necesario haber fortalecido a Ucrania con armas defensivas mucho antes. Ahora, se requiere otorgar al país que viene defendiendo con sus vidas los intereses de Occidente con un amplio apoyo humanitario y militar sin titubeos.

Otra lección es la errónea interpretación de las “razones” de Putin en esta invasión. Hay quienes en Occidente justifican lo que está haciendo el régimen totalitario ruso por la rápida expansión de la OTAN y lo que pudiera haber significado una sensación de inseguridad para el dictador que creció bajo la visión de grandeza de la Unión Soviética. Lo que se olvida, es que fueron decisiones tomadas por países soberanos y en búsqueda de su propia seguridad. Pero más aún, la OTAN es una alianza defensiva y ni esos países, ni mucho menos Ucrania, que no hace parte de ella, tenían intenciones ofensivas contra Rusia.

Y por último esta Zelenski, el anterior comediante ahora presidente de Ucrania, quien se ha convertido en símbolo de la resistencia y de la defensa de los valores de Occidente. Diciente cuando le respondió a la oferta americana que él no necesitaba un apoyo para huir se su país, sino munición para luchar. Esperemos que su valentía y la de los ciudadanos de Ucrania culmine en una pronta paz negociada. Posiblemente se requiera el reconocimiento de la independencia de las áreas pro-rusas al oriente y la neutralidad de Ucrania, pero seguirá existiendo un país que se logró oponer con decisión y orgullo a la injustificada y cruel invasión rusa.

RAFAEL HERZ
Analista Internacional
rsherz@hotmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes