close
close
Rafael Herz

Cuando hacen lo que dicen

Más vale creer desde el inicio lo que dicen estos autócratas por inverosímil que parezca.

Rafael Herz
POR:
Rafael Herz
marzo 03 de 2022
2022-03-03 07:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/03/18/6053d1d1542f0.png

Putin había anunciado que intervendría en Ucrania desde tiempo atrás señalando una supuesta ‘amenaza’ de un país con menos de una tercera parte de habitantes y sin armas ofensivas en su territorio. Europa y Estados Unidos, durante mucho tiempo, no creyeron que el dictador ruso podría cometer semejante barbaridad, sobre todo ante el enorme costo de vida de ambos lados. Pero, no es el único caso donde efectivamente líderes hacen lo que dicen, a pesar de que no les crean.

Ejemplo sobran. Trump había anunciado que no aceptaría el resultado de las más recientes elecciones en EE. UU. si fuera declarado perdedor. Su mentira del supuesto “robo” en los sufragios, ha resultado en la mayor polarización de ese país, y la amenaza violenta a la democracia con el intento de toma del Congreso por seguidores del ex presidente.

Otros ejemplo puntuales incluyen a Chávez quien anunció un referendo para acabar con las bases institucionales de Venezuela, y poco después de llagar al poder procedió con ese objetivo. Al Bashir, expresidente de Sudán durante tres décadas, anunció el genocidio contra la minoría de la región de Darfur y procedió sin piedad. Pinochet fue culpable de torturas, y desapariciones contra estudiantes y opositores, hechos que anunció previamente con arrogancia y “orgullo”.

Pero también, habrá que creerle a los candidatos que anuncian con antelación políticas que atentan contra la libertad económica, proponen subsidios populares pero no financiables, o la nacionalización de industrias por considerarlas estratégicas sin explicaciones al respecto. O aquellos que consideran que se debe gobernar por exclusión y odio, en vez de crear formas de mayor equidad e inclusión. Putin, desde tiempo atrás, había actuado mandando asesinar o encarcelar a los opositores. Argumenta la agresión a Ucrania con interpretaciones históricas equivocadas y erróneas. Por un lado, señalaba a Ucrania como área de influencia natural de Rusia, a pesar de que se trata de un país con una historia, una cultura, y un idioma propio. Habló de la “Denazificación” de un régimen democráticamente electo con un presidente de ascendencia judía, independiente de posibles diferencias con su actuar.

Si bien viven 8 millones de rusos en Ucrania, muchos son personas que han huido de Rusia. Pero en cualquier caso, representan menos del 20% de la población, y no se han presentad pruebas de que sus derechos como minoría no hayan sido respetados.
Putin, por fin ha sido reconocido como lo que venía demostrando de tiempo atrás.

Un dictador, que no respeta la vida humana, no acepta la oposición, miente para lograr sus propósitos de imperialismo y opresión. Hace más de 80 años, no se le creyó a Hitler cuando hablaba de su expansión y sus intenciones de matar a minorías y opositores políticos. Muy tarde el mundo se dio cuenta del peligro después de sus primeros pasos de atacar países indefensos en la supuesta “área de influencia” de la Alemania fascista.
Más vale creer desde el inicio lo que dicen estos autócratas por inverosímil que parezca. Si se hubiera escuchado y entendido la amenaza de Putin tiempo atrás, se habrían podido aplicar las sanciones desde su momento, y posiblemente, evitado la agresión rusa. Toca creer que efectivamente harán lo que dicen...

RAFAEL HERZ
Analista Internacional
rsherz@hotmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes