Brújula / Una meta es una meta

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 28 de 2012
2012-06-28 12:53 a.m.

La celebración de los 85 años de existencia de la Federación Nacional de Cafeteros, que tuvo lugar ayer en Medellín, no ocurrió precisamente en medio de las circunstancias más propicias.

Y es que la caída en la producción interna, sumada a la de los precios internacionales –que a su vez ha golpeado el valor de la carga del grano– constituyen los ingredientes de un tinto amargo.

Como es sabido, hace rato que la cosecha no supera los 8 millones de sacos, y todo indica que este año tampoco será bueno.

Al hablar en el acto de conmemoración, Juan Manuel Santos recordó que “hemos pasado de una participación porcentual de nuestro grano en el mercado mundial, de más del 15 por ciento en 1980, a apenas el 6,2 por ciento el año pasado”.

Como si lo anterior fuera poco, la cotización del café colombiano en Nueva York está en menos de 1,65 dólares la libra, muy debajo de los niveles del año pasado.

Tal realidad ha llevado a que la carga se encuentre en cercanía de los 604.000 pesos, que escasamente les deja un margen a los cultivadores.

Quizás por ello, el mensaje central en la capital antioqueña fue que los mejores tiempos están por venir, pues los actuales no lo son.

En consecuencia, el Presidente insistió en que el objetivo debe ser “regresar los niveles de producción al orden de los 11 ó 12 millones de sacos por año en el futuro próximo”.

Eso debería ocurrir, por cuenta de la renovación de cafetales que ha tenido lugar y que comprende la siembra de variedades de mayor rendimiento. Lo que no está claro, sin embargo, es la fecha exacta, ya que diferentes factores en los cuales el clima juega un papel importante, tienen influencia.

También hay que apuntalar los precios internos, para lo cual hay que luchar contra la revaluación y esperar que el mercado global mejore sustancialmente.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes