Brújula / Otra vez Portugal

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 31 de 2012
2012-01-31 02:25 a.m.

La de ayer no fue una buena jornada para las bolsas europeas. Una vez más, la falta de avance en las conversaciones que mantiene Grecia con los inversionistas privados que han comprado sus bonos siguen sin desembocar en un acuerdo que permita una reducción en el monto de las obligaciones de Atenas.Como consecuencia de esa situación, el fantasma de una moratoria en el pago de la deuda helénica ha vuelto a generar una ola de pesimismo. Esa realidad, sumada a la dureza de Alemania, que pide sacrificios adicionales, hace pensar que una solución todavía se tarda un rato.Pero aun si esta llega, el peligro de un contagio está latente. La mayoría de los observadores habla con preocupación de lo que puede ocurrir con Italia o España, que son economías de tamaño considerable y cuya caída tendría repercusiones en todo el mundo.No obstante, tal vez el caso más angustioso es el de Portugal, que ha aplicado duras recetas, pero sin conseguir los resultados deseados. Debido a ello, las tasas de interés de los bonos emitidos por Lisboa han llegado al 15,4 por ciento anual para los de diez años de plazo.Semejante nivel es insostenible. Si bien los lusitanos han podido aguantar la avalancha mediante la venta de papeles de corto plazo, es probable que el tiempo se les esté acabando. De tal manera, una nueva petición de dinero a la Unión Europea –después de haber recibido 78.000 millones de euros en mayo del 2011– parece inevitable.Sin embargo, no es claro que en Bruselas exista el ambiente para otra transfusión de recursos. Eso no hace más que complicar las perspectivas de los portugueses, cuya economía se podría contraer en 3 por ciento este año, con un desempleo que llega al 13 por ciento y tiene tendencia al alza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado