Consultorio / Tocando fondo

El primero fue el trimestre de menor crecimiento de 2013, y a partir del segundo trimestre empezará a evidenciarse una recuperación de la economía, la cual se consolidará en el segundo semestre del año.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 27 de 2013
2013-06-27 03:46 a.m.

 

La economía colombiana creció 2,8 % en el primer trimestre del 2013, levemente por debajo del 3,1 % del cuarto de 2012 y en línea con la expectativa del Banco de la República.

Creemos que este fue el trimestre de menor crecimiento de 2013, y que a partir del segundo trimestre empezará a evidenciarse una recuperación de la economía, la cual se consolidará en el segundo semestre del año.

Recomposición

El consumo de los hogares (más del 60 % del PIB) desaceleró su crecimiento a 3,2 % (esperábamos 3,4 %) en el primer trimestre del 2012, desde 4,6 % en el trimestre previo.

Así, su contribución al crecimiento del PIB disminuyó en 0,8 puntos porcentuales frente a la del trimestre previo, debido en más del 70 % al menor crecimiento del gasto en bienes durables (automóviles), que descendió a -0,8 %, desde 20,6 % en el cuarto trimestre del 2012. Lo anterior está relacionado, en parte, con la feria del automóvil realizada en noviembre del 2012, con la cual se anticiparon para el último bimestre de ese año algunas ventas de vehículos del primer trimestre del 2013.

Los demás componentes del consumo privado también moderaron su dinámica en 1T13, pero mucho menos que el gasto en bienes durables.

Creemos que la dinámica del consumo privado se acelerará gradualmente en los próximos trimestres, en un contexto de estímulo monetario (bajas tasas de interés) y fiscal (políticas a favor del empleo y la vivienda), en el que los niveles de inflación y desempleo permanecerán en niveles históricamente bajos.

Varios indicadores refuerzan esta expectativa: i) el índice de confianza del consumidor repuntó a 22 puntos en abril y mayo, desde 17 en el primer trimestre; ii) la tasa de desempleo disminuyó 0,7 puntos porcentuales en abril frente al mismo mes del 2012, mientras que en el primer trimestre había disminuido 0,2 puntos porcentuales; iii) el número de empleados formales aumentó 2,9 % en abril, frente a la caída de 1,6 % en los subempleados; iv) las ventas de autos moderaron su caída, al disminuir en promedio 3,9 % en abril y mayo, frente a la caída de 18,8 % en el primer trimestre; y v) las compras de los hogares (según Raddar) crecieron 7,3 % en abril y mayo, superior al aumento de 4,7% en el primer trimestre.

Por su parte, la inversión fija repuntó significativamente en el primer trimestre del 2013, al crecer 7,2 % (esperábamos 7,8%), desde 3,8 % en el trimestre previo, impulsada por los subcomponentes de construcción. Este repunte significó que su contribución al crecimiento del PIB aumentó en 0,8 puntos porcentuales, compensando la desaceleración del consumo privado.

La inversión en construcción y edificaciones aceleró su crecimiento de 13,8% en el cuarto trimestre del 2012 a 17,5 % en el primero del 2013, según lo anticipamos hace un par de semanas, mientras que la inversión en obras civiles creció 17,4 %, frente a la caída de 0,5 % en el cuarto trimestre del 2012, impulsada por construcciones para la minería.

El resto de componentes de la inversión fija registró un crecimiento inferior al del cuarto trimestre del 2012, lo cual se sumó a la menor variación de existencias para compensar parte del crecimiento de la inversión.

El componente de equipo de transporte cayó 11 % (esperábamos 0 %), similar a la disminución de 12,7 % que registró en el cuarto trimestre del 2012, mientras que la variación de existencias restó cerca de 3,5 puntos porcentuales al crecimiento de la inversión total (3,7 %), teniendo en cuenta que la inversión fija creció 7,2 %.

La caída en la variación de existencias podría haber estado asociada al deterioro de las expectativas empresariales que prevaleció en el primer trimestre del 2013, lo cual habría llevado a las empresas a reducir su producción.

Sin embargo, mantenemos una perspectiva positiva para los componentes de la inversión fija que se deterioraron, teniendo en cuenta el contexto local de bajas tasas de interés y el estímulo fiscal que viene otorgando el Gobierno a los sectores industriales, vivienda e infraestructura.

Las exportaciones netas nos sorprendieron positivamente, pues esperábamos que restaran cerca de 1,7 puntos porcentuales al crecimiento en el primer trimestre del 2013, pero sólo restaron 0,2 puntos porcentuales, debido a que las exportaciones cayeron 1,2 puntos porcentuales y las importaciones se contrajeron 0,2%.

LA CONSTRUCCIÓN SALVÓ EL TRIMESTRE

La construcción lideró el crecimiento, al crecer 16,9% en el primer trimestre del 2013, frente al 4,9% del trimestre previo, con lo cual se evitó una desaceleración mucho más pronunciada de la economía local. El sector minero mantuvo una dinámica mediocre, con un crecimiento de 1,4 %, levemente superior al 1,1 % del cuarto trimestre del 2012, como resultado del repunte petrolero y de la profundización en la caída del sector carbonífero, que pasó de contraerse 2,3 % en el cuarto trimestre del 2012 a caer 21 % en el primero del 2013, afectado por inconvenientes administrativos (huelgas laborales en el Cerrejón y sanción a la Drummond).

Todos los sectores no transables diferentes a construcción crecieron a tasas inferiores a las del cuarto trimestre del 2012, aunque positivas. El sector financiero también moderó su crecimiento, de 4,9 % en el cuarto trimestre del 2012 a 3,4 % en el primero del 2013, mientras que el de comercio, restaurantes y hoteles pasó de 2,9 % a 2,8 %.

Finalmente, la industria acentuó su contracción de 2,5 % en el cuarto trimestre del 2012 a 4,1 % en el primero del 2013, pero creemos que en los próximos trimestres empezará a recuperarse, una vez que empiece a reflejar las medidas de estímulo fiscal. Bajo este contexto, mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento económico del 2013 en 4,5%, aunque con sesgo a la baja, como respuesta al débil comportamiento que ha tenido recientemente la economía global.

Julio Cesár Romero

Analista Macroeconómico de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes