Platino y paladio ofrecen más potencial que el oro

El hecho de que el repunte del oro se esté convirtiendo en un proceso más maduro centra la atención en otros metales preciosos, principalmente en platino y paladio.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 30 de 2013
2013-01-30 12:10 a.m.

El oro es una de las mejores historias de crecimiento de los últimos años. Los inversores que compraron oro hace 10 años tuvieron un retorno anual del 18%. Las razones principales de este repunte extraordinario fueron: la caída de las tasas de interés reales, la resistencia del oro en tiempos de crisis y la diversificación de inversionistas y bancos centrales de monedas fuertes.

Sin embargo, desde mediados del 2011, la subida del oro se ha estancado y los precios se han movido con una fluctuación lateral. Pensamos que una inversión en el oro sigue siendo atractiva, pero es muy probable que los retornos vayan a ser más moderados en los próximos años.

El hecho de que el repunte del oro se esté convirtiendo en un proceso más maduro centra la atención en otros metales preciosos, principalmente en platino y paladio.

La demanda de inversión sigue siendo el motor clave para el oro
La estructura de la demanda del oro ha cambiado fundamentalmente. Hace 5 años, la demanda industrial representaba más del 70%. Hoy en día son los inversionistas los que demandan la mayoría del oro. Dado que la demanda de inversión es más dinámica, la evolución de los precios del oro se ha vuelto más volátil. Eso significa más riesgo, pero también ofrece oportunidades de comerciar.

Durante los últimos meses, la demanda se redujo porque las tasas de interés han dejado de caer. Sin embargo, todavía hay muy buenas razones para comprar oro. 

En primer lugar, el oro no paga ningún interés y el costo de mantener oro es el interés que un inversionista recibiría en otros activos. Con las tasas en niveles históricamente bajos, este costo de oportunidad es bastante pequeño. 
En segundo lugar, el oro ayuda a preservar el patrimonio en tiempos de tasas de interés reales negativas y ofrece una protección contra una posible subida de la inflación.

Finalmente, el oro físico no asume ningún riesgo de contraparte o default, por lo que es una buena diversificación de la cartera en momentos en que la sostenibilidad de la deuda de los prestatarios soberanos sigue en duda. En resumen, esperamos un rendimiento alrededor de 8% en el 2013. Sin embargo, para inversores que pueden tomar más riesgo, el platino y el paladio ofrecen alternativas muy interesantes. 

Problemas estructurales en la oferta de platino y paladio
El platino y el paladio son metales preciosos principalmente utilizados para la producción de catalizadores para los automóviles, así como para la joyería, y recientemente cada vez más como una inversión.

Los precios, debido a sus aplicaciones en la industria automotriz, para ambos metales se encontraban bajo presión en el 2011 y el primer semestre del 2012, cuando el crecimiento económico mundial era más lento (Ver Gráfico 1).

Sin embargo, en el segundo semestre del 2012, los precios comenzaron a subir después de los ataques violentos en Sudáfrica, país que produce aproximadamente el 75% del platino y 37% del paladio en el mundo. De hecho, apenas hace poco más de una semana, Anglo American Platinum, el mayor productor mundial de platino, ha anunciado el cierre de cuatro pozos mineros de sus operaciones de Rustenburg en Sudáfrica. El anuncio significa que la producción de platino difícilmente se recuperará de la caída registrada en el 2012 debido a las huelgas violentas en Sudáfrica.

Para el paladio, el impacto es menos grave, ya que Sudáfrica representa una parte menor de la producción mundial. Sin embargo, las perspectivas de la oferta parecen más moderadas también. Los últimos 10 años estuvieron marcados por importantes excedentes de oferta, que fueron impulsadas por las grandes ventas del inventario en Rusia. Pero expertos estiman que el inventario de paladio ruso se está agotando. En total, los problemas de la oferta de estos dos metales se están volviendo cada vez más estructurales con ninguna visibilidad de crecimiento substancial en los próximos años. 

Demanda impulsada por uso en los catalizadores

Para ambos metales, el uso en los catalizadores es la aplicación más importante. El paladio se utiliza principalmente en los carros con motor de gasolina, mientras que el platino se utiliza principalmente en los vehículos diésel.

El año pasado, la demanda neta de platino y paladio para la producción de catalizadores de automóviles aumentó. Para el paladio, el crecimiento de la demanda es mayor dado el hecho de que la demanda de vehículos de gasolina está creciendo más rápido que la de los vehículos de motor diésel. El paladio también se beneficia de alguna substitución del platino, debido a la diferencia de precio. 

No obstante, lo importante es que la demanda está aumentando para ambos metales y es probable que esto continúe ya que esperamos una aceleración del crecimiento de la economía global. En combinación con los problemas de abastecimiento cada vez más estructurales, este debe ser de apoyo para los precios.  

Pascal Rohner / Vicepresidente Credit Suisse

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado