Más soluciones emprendedoras para un planeta sediento

Branson ha estado exhortando a los líderes empresariales a adoptar un enfoque diferente de los negocios: dejar la búsqueda de utilidades por el gusto que representan y hacer que la fuerza impulsora de las compañías sea hacer el bien social y ambiental.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 30 de 2012
2012-03-30 11:55 p.m.

En el transcurso de mi trabajo para Virgin Unite, he estado exhortando a los líderes empresariales a adoptar un enfoque diferente ante los negocios: poner fin a la búsqueda de utilidades por el gusto que representan y hacer que la fuerza impulsora de nuestras compañías sea hacer el bien social y ambiental.

Aunque muchos evidentemente se han sentido intrigados por este enfoque, al cual llamamos Capitalismo 24902, algunos argumentan que este no es posible, que las utilidades son el único motivador factible.

Nada pudiera estar más lejos de la verdad: esta no es una solución de compromiso, sino, más bien, la forma más confiable de crear una compañía que prospere a largo plazo.

Un área en la cual estamos empezando a ver en la práctica esta idea es la industria del agua, donde las condiciones cambiantes están desencadenando la innovación.

La demanda de agua dulce ha aumentado seis veces en el último siglo conforme la población mundial se ha cuadruplicado. La ONU estima que para el 2025 más de dos tercios de la población del mundo estarán experimentando escasez.

Las compañías que puedan suministrar agua limpia, o conservar o reciclar el agua de los recursos existentes, serán vitales para sus comunidades.

Con esto en mente, en nuestro centro de emprendedores en Sudáfrica estamos asesorando a algunos líderes empresariales jóvenes que esperan hacer frente a la carencia de agua local.

En Sudáfrica, Teko Motlhab estableció recientemente la consultora sobre el agua Tshomo Consulting, que se especializa en suministrar soluciones y tecnologías para el agua y el tratamiento de desechos. Pero su compañía no solo ofrece agua potable limpia, apoyando a evitar la propagación de enfermedades; también crea empleos ayudando a los trabajadores locales a capacitarse en operaciones de plantas de tratamiento.

Virgin está activo en este sector en el Caribe a través de una inversión de Virgin Green Fund en Seven Seas Water, una empresa de desalinización que ofrece agua dulce a clientes a gran escala que no tienen el dinero para gastar en la construcción de su propia instalación y no quieren asumir la carga de operar una ellos mismos.

Hasta hace poco, muchos argumentaban que era improbable que la desalinización fuera lo suficientemente barata y eficiente para convertirse en un método confiable de producir agua dulce para una población grande.

La innovación y los avances en la tecnología significan que ya no es así, y mientras el costo de la desalinización sigue descendiendo, el costo de bombear agua desde distintas fuentes y depósitos subterráneos profundos aumenta continuamente con el precio del petróleo.

De hecho, la energía que las plantas de desalinización utilizan ha descendido en más de 50 por ciento en los últimos 20 años.

Las inversiones de Seven Seas en la desalinización eficiente han demostrado que ella y compañías similares están ahora en posición de quitar actividad a competidores más antiguos que dependen de métodos de procesamiento derrochadores.

El emprenderismo involucra suerte, en cuanto a que uno esté en el lugar correcto en el momento indicado, pero también se tiene que capitalizar una oportunidad cuando esta se atraviese.

Recientemente, Seven Seas desplegó sus unidades de osmosis inversa de agua salada móviles para ayudar a la Autoridad del Agua y la Energía de las Islas Vírgenes para satisfacer demandas de agua de emergencia causadas por el mal funcionamiento del equipo en la isla de St. Thomas.

La situación era crítica: el sistema había fallado, y como se acercaban el Día de Acción de Gracias y Navidad, la temporada alta para el turismo significaba un aumento en la demanda.

A los 28 días, Seven Seas estaba produciendo 750.000 galones (2’838.750 litros) adicionales de agua potable por día; después de 45 días, dos millones de galones (7’570’000 litros) por día. Actualmente, la empresa es uno de los proveedores de agua independientes más grandes en el Caribe.

Estos son solo dos ejemplos de empresas que están haciendo el bien y viendo utilidades. Simplemente debemos conservar los recursos limitados de nuestro planeta, y nuestras empresas necesitan cuidar y beneficiar a sus comunidades y entornos locales para que sean sustentables en el largo plazo. Desde el desarrollo de combustibles alternativos hasta la reducción del consumo de agua a través del descubrimiento de nuevas formas de reciclar la de desecho, las mayores oportunidades de creación de riqueza de nuestra vida se encuentran en proteger nuestros recursos naturales y reducir las emisiones de carbono.

La búsqueda de utilidades no funciona a menudo como motivador, pero hemos encontrado que trabajar en proyectos desafiantes y que mejoren la comunidad es grandioso para un equipo, y atrae a algunas de las personas más comprometidas y creativas del campo. Capitalismo 24902 no es solo una forma alternativa de hacer negocios o una nueva manera de motivar a su equipo, es la única manera.

Richard Branson

Favor enviar sus preguntas a:  richardbranson@nytimes.com  Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico. 

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgen Active. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes