Tecnología para la competitividad

La entrada en vigencia de los TLC con diferentes países, especialmente el de EE. UU., plantea nuevos retos para las pequeñas y medianas empresas.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 29 de 2012
2012-03-29 05:05 a.m.

El TLC con EE. UU. creará una gran ventana de oportunidades para el país. Los empresarios colombianos no sólo ampliarán sus posibilidades a nuevos sectores y productos, sino que muchas empresas que hoy no exportan podrán hacerlo.

Actualmente, el mercado estadounidense es el principal destino comercial de Colombia; sin embargo, las exportaciones del país solo corresponden al 0,5 por ciento de sus compras, demostrándose así la oportunidad de crecimiento en exportaciones, empleo y PIB.

No cabe duda de que esta nueva realidad económica y de mercado exige de los líderes empresariales una evaluación cuidadosa de cómo utilizar mejor sus recursos para ser competitivos.

La competitividad en este nuevo escenario es la única opción.

Es por esto que los empresarios colombianos deberán mantener una perspectiva a largo plazo, que implica repensar el enfoque de su organización en las prioridades adecuadas y reconocer los escenarios en los que deben focalizarse para alcanzar óptimos niveles de productividad y competitividad con la llegada del TLC.

En un análisis sobre lo que deben enfrentar las empresas se advierte que inconvenientes de distinto orden pueden ser obstáculos para que el TLC arranque sin sepultar las más pequeñas o las menos preparadas. El tema de infraestructura en vías y accesos, por ejemplo, es uno de esos inconvenientes.

Otro, el de la aprobación de visas a EE. UU. También está el idioma, que pocos dominan, y, para cerrar, las normas y leyes americanas que se deben tener en cuenta a la hora de negociar.

En ese sentido, destacamos algunos escenarios con tecnología que contribuirán a superar o a amortiguar parte de estos inconvenientes durante este proceso.

1. Visibilidad. Las empresas que no sean visibles y no sepan cómo mostrar sus productos y servicios no sobrevivirán en el mercado.

Frente a este escenario, Internet es un recurso clave para que puedan insertarse en el mercado de Estados Unidos, no solo para posicionar productos y servicios, sino también para identificar socios y clientes.

Es importante considerar que el mercado estadounidense es muy maduro en el uso del comercio electrónico, y muchos clientes y consumidores realizan sus compras e identifican a sus proveedores a través de Internet.

2. Comunicaciones. Las empresas van a tener muchas necesidades de comunicación y colaboración para poder interactuar rápidamente con sus clientes en EE. UU. El uso de las comunicaciones unificadas y las tecnologías de colaboración para unificar voz, correo electrónico, mensajes instantáneos y videoconferencias, será estratégico para competir en un TLC. Gracias a estas soluciones, las compañías pueden reemplazar sistemas telefónicos y de correo de voz con tecnologías que integran la telefonía con servicios corporativos de mensajes, calendario y directorios, permitiéndoles ganar eficiencia y ahorrar costos.

Las nuevas herramientas de colaboración hacen posible que las reuniones virtuales sean más parecidas a la interacción cara a cara, permiten compartir información y colaborar de manera más eficiente y asequible, sin necesidad de viajes o desplazamientos costosos.

3. La nube. Las soluciones de computación en la nube hacen posible que las empresas consoliden una infraestructura TI ágil y segura para hacer sus procesos de negocios más productivos y a un costo muy competitivo.

La computación en la nube transforma la manera en que las empresas entregan servicios a sus clientes y ayuda a las compañías más pequeñas a adoptar tecnología para expandir sus negocios.

Las principales ventajas de la computación en la nube se traducen en costos y en la posibilidad de compartir información sin importar tiempo ni lugar, dos aspectos clave para participar en la economía global.

4. Conocer el mercado y hacer inteligencia de negocios. Conocer el mercado de EE. UU. y sus oportunidades es uno de los principales retos de las empresas colombianas. Es muy importante asegurar a los clientes, fidelizarlos y conocerlos a fondo. La tecnología permite hacer un seguimiento cercano al cliente para responder a sus necesidades, a través de soluciones que facilitan este proceso con una inversión menor de recursos.

La preparación de las empresas colombianas para el TLC implica la inversión estratégica en nuevos recursos que deben incluir tanto la gente como la tecnología.

Una nueva generación de innovaciones tecnológicas está permitiendo a las empresas desarrollar sistemas de información más flexibles, asequibles y que permiten entender y responder a las cambiantes condiciones empresariales con mayor visión y velocidad.

La inversión en tecnología es fundamental frente a la coyuntura económica actual, no sólo porque ayuda a las compañías a reducir costos, operar con mayor eficiencia y efectividad, automatizar procesos y hacer más con menos, sino también porque ayuda a las organizaciones a operar de manera más inteligente y estratégica.

Jorge Silva

 Gerente general de Microsoft Colombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes