Ricardo Ávila
Brújula

Apenas un ajuste

Los bajos niveles de desempleo o los indicadores de consumo, sugieren que no hay razones para temer una crisis, al menos en el corto plazo.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 31 de 2019
2019-07-31 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Los banqueros centrales prefieren usar el lenguaje críptico, ese que usualmente obliga a leer entre líneas para entender lo que se quiere decir. Sin embargo, el pronunciamiento del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos ayer, quedó claro: el recorte de la tasa de interés de los fondos de la entidad en un cuarto de punto porcentual es un “ajuste en la mitad del ciclo”, no el comienzo de una seguidilla de reducciones.

Por tal razón, el mercado de valores norteamericano reaccionó negativamente ante la noticia. Los que esperaban el arranque de otra época de dinero abundante y barato se quedaron con los crespos hechos, comenzando por el propio Donald Trump.

El mandatario no se quedó callado: “como de costumbre (Jay) Powell nos quedó mal”, trinó, refiriéndose a la cabeza de la entidad. La aspiración de la Casa Blanca de un bajón significativo no solo fue ignorada, sino que probablemente no ocurra en el futuro cercano.

Esa es la impresión que surge de los dos votos negativos en el seno de la junta directiva de la Reserva Federal. Todo apunta a que hay quienes consideran que más allá de la desaceleración que se observa, múltiples indicadores muestran que la economía estadounidense es todavía vigorosa.

Los bajos niveles de desempleo o los indicadores de consumo, sugieren que no hay razones para temer una crisis, al menos en el corto plazo.

Bajo ese punto de vista no se requieren estímulos adicionales, así le sirvan a los propósitos electorales de Trump. Lo anterior posiblemente le quite aire a los precios de las acciones en Wall Street, sin desconocer que los más recientes resultados empresariales en el ramo de la tecnología son buenos.

Por otra parte, vale la pena preguntarse qué le puede pasar al dólar frente a las otras monedas. Si bien el balance de rentabilidades en diferentes latitudes varía, no lo hará de manera tan profunda. Eso quiere decir que el billete verde no se debilitará tanto como se creía, algo que reflejará el peso colombiano.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes