Ricardo Ávila
brújula

A mejor ritmo

Si bien las cifras distan de ser extraordinarias, el acumulado es aceptable.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 16 de 2018
2018-09-16 07:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Una señal de que la actividad económica está mejorando su ritmo fue la que dio el Dane el viernes pasado cuando entregó su reporte sobre el comportamiento de la industria y el comercio durante julio. Si bien las cifras distan de ser extraordinarias, el acumulado es aceptable, con lo cual se estaría confirmando la apuesta de los expertos con respecto a una aceleración en la parte final del 2018.

En lo que tiene que ver con las manufacturas, el incremento mensual en la producción llegó a 3,5 por ciento. De los 39 sectores individuales a los cuales se les hace seguimiento, 29 mostraron una evolución positiva, destacándose segmentos como artículos de caucho, sustancias químicas o alimentos y medicinas. Minerales no metálicos o trilla de café estuvieron en la otra cara de la moneda, pero incluso con esos retrocesos, en lo que va del año corrido, el alza es de 2,7 por ciento.

Por su parte, las ventas de los almacenes perdieron algo de vapor, al expandirse 3,2 por ciento, en términos reales. A pesar de que podría hablarse de un pequeño bache, este no se considera pronunciado. De hecho, el acumulado entre enero y junio registra una mejoría de 5,3 por ciento.

Aquí también, dos terceras partes de las categorías subieron su facturación. Desde alimentos, hasta vehículos, pasando por productos para el aseo del hogar, 11 de las 16 líneas de mercancías consideradas crecieron.

Dicho desempeño confirma la percepción positiva que ya mostraban las encuestas hechas entre industriales y comerciantes. Una mayor confianza de los consumidores se traduce en un mejor apetito de compra y en pedidos más firmes y menores inventarios.

Factores como el fin de la incertidumbre política, la baja en la inflación o tasas de interés en descenso ayudarán a consolidar el círculo virtuoso. No menos importantes son las expectativas, según las cuales el público considera que los meses que vienen serán mejores. Aun así, nada está asegurado y eventos nuevos como la devaluación del peso se sentirán de manera distinta sobre la parte fabril y el sonido de las registradoras.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado