Ricardo Ávila
Brújula

Buscando culpables

Puede ser que muchos líderes mundiales no tengan precisamente la mejor opinión de Donald Trump, pero aun así muchos saben que es mejor escucharlo.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 25 de 2018
2018-09-25 08:07 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Puede ser que muchos líderes mundiales no tengan precisamente la mejor opinión de Donald Trump, pero aun así muchos saben que es mejor escucharlo. Ello explica el lleno total del plenario de las Naciones Unidas ayer, cuando el mandatario se dirigió a la Asamblea General del organismo durante media hora.

Fiel a su estilo, el actual inquilino de la Casa Blanca lanzó dardos, abundó en adjetivos y calificó su gestión como una de las más exitosas de la historia, lo cual generó risas en el auditorio. Los observadores no pasaron por alto la férrea defensa que hizo del aumento de aranceles en contra de China y de su promesa en el sentido de que no dará marcha atrás. La tónica aislacionista, por lo visto, sigue vigente.

No obstante, lo más sonado en materia económica fueron las salvas de artillería verbal dirigidas a la Organización de Países Productores y Exportadores de Petróleo (Opep). El alza en los precios del crudo –que ayer sobrepasaron los 82 dólares por barril en el caso de la variedad Brent– despertó el enojo del presidente estadounidense, quien no dudó en culpar al cartel de lo sucedido.

La gran contradicción es que si alguien es responsable de la tendencia alcista reciente en las cotizaciones de los hidrocarburos, es Trump. A fin de cuentas, las sanciones adoptadas por Washington en contra de Irán son las que están creando un desequilibrio entre oferta y demanda, pues en la práctica significa sacar del mercado entre uno y dos millones de barriles de petróleo al día. Si bien la fecha efectiva es el próximo 5 de noviembre, desde ya los compradores usuales están en proceso de buscar otros proveedores.

Dicha situación puede tener consecuencias políticas en Estados Unidos, pues a los consumidores no les cae nada bien que la gasolina suba. Dada la cercanía de las elecciones legislativas, el temor es que este sea otro factor que lleve al Partido Republicano a perder la mayoría de la cual disfruta en Senado y Cámara. Si eso pasa, no sería la primera vez que Trump busque invertir la carga de la prueba.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado